Se posterga una semana la vuelta de la Presidenta a la actividad

109

 

 

Después de un mes de reposo y cuando se esperaba que ayer mismo retomara formalmente las actividades, la vuelta de la Presidenta se postergó una semana: reasumirá el próximo lunes, si bien fuentes del Gobierno dijeron que ya está al mando de manera informa l y que en las próximas horas empezará a recibir a sus ministros en la residencia de Olivos. “En los primeros días tendrá un ritmo de trabajo moderado”, añadieron.

La Presidenta recibió ayer el alta por su cuadro cardíaco. El sábado ya le habían dado el alta neurológica y neuroquirúrgica, un mes después de la operación por un hematoma craneal. Ahora se completó su recuperación con los resultados de los exámenes cardiológicos.

De todas maneras, continúa padeciendo una afección. El parte médico difundido ayer por la Fundación Favaloro, donde fue operada y que está a cargo de su tratamiento, indicó que se “observó un bloqueo intermitente de la rama de conducción eléctrica izquierda”, que ya le habían detectado hace un mes en un chequeo programado por un cuadro de arritmia. Ese bloqueo “no interfiere con una normal frecuencia y función cardíacas”, precisó el comunicado.

“Los controles clínicos han puesto en evidencia la ausencia de arritmia significativa y un buen estado cardiovascular”, añadió el parte, firmado por los doctores Facundo Manes y Gerardo Bozovich, los mismos que se hicieron cargo de todos los informes sobre la salud de Cristina Kirchner. Éste fue el último. Según anunciaron, las futuras comunicaciones estarán a cargo de Luis Buonomo, jefe de la Unidad Médica Presidencial.

Según los médicos de la Fundación Favaloro, el bloqueo en el ventrículo izquierdo detectado de manera intermitente a través de otro Holter prolongado de 48 horas que se le practicó el fin de semana pasado “no interfiere con una normal frecuencia y función cardíaca”, y, por lo tanto, le dieron el alta definitiva.

A partir de la fecha de regreso, la militancia kirchnerista bautizó ayer el próximo lunes como el 18-K y comenzó una campaña de apoyo en las redes sociales para la vuelta de la jefa del Estado. Hasta ayer en la Casa Rosada no había precisiones sobre cómo será el día del regreso. En los despachos oficiales aventuraban que habrá un acto para escenificar su reincorporación a la función diaria, que podría ser en la Casa Rosada o en Olivos.

Ayer se mantuvo la prohibición de que la jefa del Estado viaje en avión o helicóptero, por lo que su vuelta a Balcarce 50 deberá ser con traslado por tierra. De esa manera, el retorno será paulatino. La semana extra de reposo, según explicaron en los despachos oficiales, fue para ponerse a ritmo con la gestión antes de retomar el mando formalmente.

Esta semana, la gestión seguirá a cargo del vicepresidente Amado Boudou, en ejercicio de la Presidencia desde el 8 de octubre pasado. Activo, el vice tuvo ayer dos actos, uno por la mañana en el hotel Four Seasons para inaugurar un foro sobre inversiones en el área de turismo y otro por la tarde, en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, donde celebró el regreso de la Presidenta a sus funciones. Esta semana Boudou seguirá con la ronda de actos. Hoy estará por la tarde en Quilmes y mañana irá a Gualeguaychú. Formalmente, sigue a cargo del Poder Ejecutivo hasta el lunes.

EXPECTATIVA OFICIAL

En los despachos oficiales había expectativa por las órdenes que comience a dar Cristina desde Olivos, sobre todo para relanzar la gestión oficial tras la derrota electoral del 27 de octubre. Ayer, el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, eje de insistentes rumores según los cuales habría ya presentado su renuncia al gabinete (ver aparte), pasó por el despacho del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, el funcionario que ejecuta las directivas de la Presidenta.

Yauhar era uno de los integrantes del gabinete que, se especulaba desde hacía semanas, podría abandonar su cargo después de la derrota por 30 puntos frente a Mario Das Neves como candidato a diputado nacional por Chubut.

Aunque con buena performance electoral, la permanencia dentro del equipo de colaboradores presidenciales del ministro de Salud, Juan Manzur, es otra de las incógnitas a futuro después de que fue elegido diputado nacional por Tucumán.

Con la prioridad en evitar situaciones que le puedan producir estrés, la Presidenta se involucrará de a poco en el día a día de la gestión de gobierno. No se espera, por tanto, más que algún acto aislado para el regreso a sus funciones y hasta dentro de un mes, cuando termine con los controles de rigor.

Ayer, en el parte difundido por la Fundación Favaloro, los médicos destacaron que la Presidenta seguirá con “controles de prevención secundaria”, que incluirán una prueba de movimiento oscilatorio corporal y de esfuerzo aún pendiente. El 9 de diciembre próximo, en tanto, se le hará una nueva tomografía computada de cerebro para evaluar si ya puede abandonar la prohibición de subir a un avión para sus traslados, justo cuando se cumplan los dos meses de la operación del hematoma craneal producto de un golpe.

Los médicos aclararon además en el comunicado que Cristina Kirchner permanecerá ahora en “estado ambulatorio”, es decir, sin la intervención del sanatorio, por lo que los próximos informes sobre su salud correrán por cuenta de la Unidad Médica Presidencial de la Casa Rosada.

Ayer, la Presidenta recibió con satisfacción los resultados. Según contaron fuentes oficiales, la permanencia de una semana más sin actividad formal respondía a la necesidad de organizar su vuelta, con baja exposición y restringida a actividades de poco esfuerzo físico.

Fuente: LA NACION