Intensificarán el apoyo escolar de las materias críticas en la secundaria

675
Intensificarán el apoyo escolar de las materias críticas en la secundariaAmpliar foto

 

Este año, por primera vez, las escuelas del nivel medio de la provincia se encargaron, a pedido de la Dirección General de Escuelas (DGE), de realizar un trabajo exhaustivo durante los primeros dos trimestrales para saber cuáles suelen ser las materias más difíciles para los adolescentes, según cada nivel del secundario. Los resultados de ese estudio sirvieron para que, ahora, la DGE intensifique el apoyo escolar, haciendo foco directamente en aquellas asignaturas que más dificultosas se hacen para los alumnos y, por lo tanto, los llevan casi indefectiblemente al fracaso escolar, es decir, materias enteras a diciembre o a marzo.

El tercer y último trimestral del año se tomará durante este mes y el próximo, según anunciaron oficialmente desde el Gobierno. Así, para el nivel medio, los exámenes serán desde el 21 hasta el 6 de diciembre. Por eso, desde mañana, la mayoría de las escuelas comienza con la campaña de apoyo escolar, que dura hasta el 20 de diciembre (ya que abarca a los exámenes finales en caso de haber rendido mal el trimestral).

Este tipo de acompañamiento para los chicos no sólo se da en las escuelas públicas sino también en las privadas, mediante dos programas: uno provincial (intensificación del período de apoyo escolar llamado Mejor en la Escuela) y el otro, de carácter nacional. En ambos casos, el modus operandi es el mismo, sólo que cambia la fuente de financiamiento para brindar más horas de clase fuera del currículo.

Según Mónica Soto, subsecretaria de Educación de la Provincia, a partir del trabajo que se realizó en diferentes escuelas durante el último año se pudo entrever que hay materias que dificultan más el paso de nivel en la secundaria.

las materias que más cuestan. Así, el estudio que se realizó recientemente en las escuelas refleja que, en los años del ciclo básico (primero y segundo año) las materias donde los chicos tienen más problemas son Lengua, Matemática e Inglés. En esta última, la dificultad se empeora cuando los chicos provienen de una escuela primaria pública sin conocimiento previo de idiomas. Sólo en séptimo grado se establece el idioma, por lo que la DGE incorporó este año la enseñanza de la lengua extranjera desde el sexto grado, “para fortalecer la vinculación entre ambos niveles educativos”, contó Soto.

En el caso de tercer año, el estudio mostró que más de la mitad de los estudiantes tiene graves dificultades en las materias específicas de cada modalidad. De esta forma, si hay una orientación contable, los estudiantes fracasan en la materia llamada Sistema de Información Contable o en Economía. Lo mismo ocurre con la orientación en Ciencias Naturales, donde los chicos no logran un buen promedio anual con materias como Física o Química.

“Es lógico que sean las materias que más cuestan, ya que es la primera vez que los jóvenes ven asignaturas tan específicas y con mucha intensidad porque son de la orientación que eligieron”, contó la subsecretaria, aunque aclaró que, según la encuesta provincial en las escuelas, la dificultad baja en los últimos años del secundario: “Ya los chicos no tienen problema con las materias específicas de su modalidad y suelen tener mejores promedios en sus trimestrales. Es raro que rindan los exámenes finales en diciembre o en marzo, delante de un tribunal”, explicó.

No obstante, los docentes del nivel medio también arman sus propias estrategias. Beatriz Prati, docente de Matemática del colegio Agustín Álvarez, de Ciudad, asegura que, más allá de la intensificación de apoyo escolar, ella, como otros docentes, se encarga de “potenciar la práctica durante dos semanas antes del trimestral”.

“Si ellos hacen toda la ejercitación que doy en el aula, prácticamente no tienen que estudiar para el trimestral. La mitad lo aprovecha y el resto, no”, comentó Prati.

Para los alumnos, el apoyo es fundamental. “Hay materias más exigentes que otras pero depende mucho de los profesores. Lo bueno es que quien no entiende cuenta con muchas horas de apoyo escolar. Eso ayuda”, coinciden Bianca Cabrera y Lourdes Pagano, alumnas de 4º año del Nacional.

El docente de apoyo es una figura que se suma a las horas del currículo oficial, unos días previos a los trimestrales. Los profesores pueden ser externos a la escuela o ser los titulares de las cátedras. En cualquier caso, también puede variar la modalidad de apoyo: a contraturno y optativo o dentro del aula y trabajando en conjunto con el profesor a cargo de la asignatura.

para el sute: más aulas o más docentes. Desde el SUTE, sindicato que reúne a los docentes, para la nueva complejidad a la hora de integrar a los alumnos y su nivel heterogéneo, se puede compensar la difícil tarea del docente mediante dos opciones: generando más infraestructura para que haya un máximo de 20 alumnos por aula y, como plan B, sumar durante todo el año un docente en el aula y así formar una “pareja pedagógica” frente a tanta población.

En contrapartida, Soto, aclaró que 80% de las escuelas secundarias de la provincia tiene un máximo de 25 alumnos por aula, debido a la creación de 23 edificios para el nivel medio.

 Fuente: El Sol On Line