Brasil privatiza dos sus mayores aeropuertos por U$S 9.100 millones

365
 

Brasil concedió hoy la gestión de dos de los principales aeropuertos del país, el de Galeao, de Río de Janeiro, y el de Confins, de Belo Horizonte, a dos consorcios privados, en una subasta en la que el gobierno recaudó 20.800 millones de reales (unos 9.100 millones de dólares).

Los vencedores de la licitación son el consorcio integrado por la constructora brasileña Odebrecht y la operadora Changi de Singapur, que ofertaron 19.000 millones de reales (unos 8.300 millones de dólares) para administrar el aeropuerto internacional de Galeao; y la constructora brasileña CCR, que gestionará el aeropuerto internacional de Minas Gerais tras haber ofertado 1.820 millones de reales (unos 798,2 millones de dólares).

Según informó hoy el portal del diario «Folha de Sao Paulo», el valor recaudado en la subasta es 251 por ciento superior a los 5.900 millones de reales (2.587 millones de dólares) que el gobierno había establecido como pago mínimo por la concesión.

En total, cinco consorcios, integrados por empresas que actualmente administran grandes aeropuertos del mundo, como los de París, Fráncfort, Múnich, Amsterdam, Zúrich y Singapur, participaron de la subasta de dos de los aeropuertos brasileños que verán multiplicado en forma inédita el flujo de pasajeros y tráfico aéreo dentro de unos meses, cuando comiencen a llegar millares de turistas, delegaciones y periodistas para el Mundial Brasil 2014.

Actualmente, ambas terminales aéreas atienden, en conjunto, el 14 por ciento del movimiento de pasajeros y el 12 por ciento de los aviones que integran el tráfico aéreo nacional.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff recurrió a la concesión de las principales terminales aéreas del país para que éstas sean modernizadas y reformadas para poder enfrentar el enorme flujo de pasajeros previsto.

La concesión del aeropuerto de Confins tiene una duración de 30 años y el de Galeao de 25, ambos con posibilidad de prórroga por otros cinco años.

Los consorcios vencedores deberán invertir más de 7.000 millones de reales (unos 3.070 millones de dólares) en ampliaciones y reformas de las terminales aéreas. Entre otras obras, se incluyen construcción de nuevos estacionamientos, 26 nuevos puentes de embarque en el aeropuerto carioca y una nueva terminal de pasajeros en la de Belo Horizonte.

De acuerdo con el nuevo régimen de concesiones adoptado por Brasilia, el sector privado tendrá una participación del 51 por ciento en la nueva sociedad, mientras que el ente que administra los aeropuertos, Infraero, ostentará el 49 por ciento.

A partir de la firma de los contratos, previstos para marzo próximo, habrá un periodo de transición de seis meses, prorrogables por otros seis, durante el cual el consorcio vencedor administrará la terminal aérea que le corresponde en conjunto con Infraero.

En una subasta anterior, el gobierno concedió a privados la gestión de los aeropuertos de Cumbica, en Sao Paulo; de Viracopos, interior de Sao Paulo; y Juscelino Kubitschek, en Brasilia, en un negocio en el que recaudó en total 24.500 millones de reales (unos 10.700 millones de dólares).

Fuente: Dpa.