Satisfacción argentina y reunión por la AMIA

120

 

 

Fortalecido por lo que considera un apoyo tácito a su política de diálogo con Teherán, el gobierno argentino “celebró” anoche elacuerdo temporario que las principales potencias del mundo firmaron con Irán en Ginebra.

“La Argentina celebra que la firma del acuerdo demuestre que las negociaciones diplomáticas confirmen que es posible llegar a acuerdos sin necesidad de recurrir a agresiones armadas”, dijo el canciller Héctor Timerman pasadas las 21 en Casa Rosada.

El festejo del Gobierno tiene que ver, claro está, con las negociaciones que el país mantiene con Irán desde enero, cuando ambos países firmaron el memorándum de entendimiento para impulsar la investigación por el atentado contra la AMIA.

Luego de reunirse con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, Timerman decidió difundir además una serie de reuniones que “funcionarios argentinos e iraníes” mantuvieron en Zurich con el objetivo de “negociar los tiempos” para cumplir con el memorándum, que ambos países se comprometían a refrendar por vía parlamentaria, y en el que quedaba conformada una Comisión de la Verdad para analizar la investigación que lleva adelante la justicia argentina desde hace casi dos décadas.

Sin referirse a la demora de Irán en cumplir con los pasos previstos ni a la queja que la presidenta Cristina Kirchner presentó contra ese país en la asamblea de las Naciones Unidas, Timerman afirmó que la Argentina les presentó a sus pares iraníes “una propuesta que permitiría concluir el mandato del memorándum en 12 meses”, luego de la conformación de esa “comisión de expertos” que se encargaría de analizar el expediente que investiga el ataque terrorista, por el que están acusados cinco funcionarios y ex funcionarios de Teherán.

En respuesta a la AMIA, la DAIA y los familiares de las víctimas, que se oponen al acuerdo, Timerman reiteró con tono serio que el objetivo del Gobierno es “dar justicia a las víctimas y sus familiares”.

Fuente: LA NACION