El Gobierno nacional quiere un acuerdo de precios en 120 productos

101
El Gobierno nacional quiere un acuerdo de precios en 120 productosAmpliar foto 

Por: Télam

 

El Gobierno impulsa la concreción de un acuerdo de precios que comprende a una canasta de alrededor de 120 productos de primera necesidad, que comenzaría regir a partir del 1 de enero próximo, a partir de la búsqueda de consenso de cada una de las partes que intervienen en la cadena de valor, informaron fuentes del sector privado.

Esta cuestión fue el tema central de la reunión que encabezó el ministro de Economía, Axel Kicilloof, y que contó con la presencia de los principales directivos de la cámara que agrupa a la compañías del sector alimenticio Copal.

Al finalizar el encuentro, el presidente de la Copal, Daniel Funes de Rioja, dijo a la prensa que “el ministro Kicillof señaló que hay una continuidad en las políticas oficiales, no un cambio, en todo caso una visión mirando a la finalización de acuerdo de precios que rige hasta el 31 de diciembre” próximo.

El mensaje que les transmitió Kicillof, según las palabras de Funes de Rioja, es que “habrá a partir del 1 de enero una administración de precios consensuada con los distintos sectores que integran la cadena de valor”.

El directivo empresario destacó que este administración de precios alcanzará “a un número sensiblemente menor de productos, concretamente de entre 100 y 120”, en lugar de los 500 productos que integran el acuerdo que rige actualmente y que finaliza el 31 de diciembre próximo.

Funes de Rioja dijo que “esta reunión fue un primer acercamiento” y que “habrá que ver qué sucede” en los próximos encuentros.

El presidente de la Copal anticipó que “la semana próxima comienzan las reuniones con las distintas cámaras” con el objetivo de implementar este acuerdo.

Funes de Rioja señaló que le plantearon al ministro “nuestra preocupación en el tema de competitividad”.

Entre los ítems que hacen a esa cuestión, el empresario enumeró cuestiones como “la presión impositiva acumulada nacional y subnacional, el tema de fletes y logística, el de los costos laborales asociados al salarial –no el de los convenios colectivos, sino impuestos al trabajo-, y el ausentismo que afecta a la productividad laboral”.

Precisó que “los problemas relativos a las declaraciones juradas para importaciones” se hablarán de manera específica en otro encuentro.

“En esta reunión encontramos un ambiente franco y abierto que abre muchas expectativas”, concluyó el presidente de la Copal.