Por el boom de embarcaciones, realizarán más controles en los diferentes espejos de agua

444
Por el boom de embarcaciones, realizarán más controles en los diferentes espejos de aguaAmpliar foto

 

Según el registro único de embarcaciones, en todos los diques y espejos de agua de la provincia hay unas 17 mil unidades, con y sin motor, que están en pleno funcionamiento. En los últimos tres años, la cifra creció “considerablemente”, según la Dirección de Náutica, sobre todo, con la compra de kayaks y motos de agua,
que se pueden conseguir hasta en los supermercados.

El boom comercial trajo aparejado un problema secundario: hay demasiado tráfico en las aguas navegables de Mendoza, y la mayoría de los navegantes no tiene su licencia de conducir correspondiente, obligatoria en cualquier espejo de agua. Incluso, los prestadores de servicios no se distinguen de aquellos que flotan en forma particular y sin fines de lucro. Por ese motivo, en esta temporada se reforzarán los controles en Potrerillos, El Carrizal, y diques de todo el Sur provincial (Valle Grande, Los Reyunos, Atuel, en San Rafael y Laguna Blanca, en Malargüe) con el fin de lograr menos contaminación ambiental, más seguridad para el que compra un servicio turístico y menor peligro para el particular que flota en aguas mucho más visitadas durante enero y febrero.

“Las motos de agua y los kayaks se venden masivamente, pero la gente no sabe que para conducirlos tiene que tener su matrícula y licencia de conducir. No queremos arruinarles el día, pero intentamos que pongan en regla su embarcación para tener más seguridad en los diques”, señaló ayer Marcelo Falcón, coordinador náutico de los espejos de agua de la provincia.

Control unificado

Una de las novedades para este año es que en todas las “playas” mendocinas donde haya embarcaciones habrá un cuerpo de inspectores controlando cuatro trámites en uno: habilitación comercial por parte del Municipio, autorización del uso del agua del Departamento General de Irrigación (DGI), permiso de la Secretaría de Ambiente y habilitación como prestador de servicios turísticos, por parte del Ministerio de Turismo.

Cada uno de los organismos ya acordó que el dueño de una embarcación realice todos los trámites de manera rápida y relacionada, de manera que si un inspector pide la habilitación a alguien como prestador turístico (en caso de tratarse de una embarcación para rafting o kayak), se sobreentiende que ya hizo el resto de los trámites previamente. Habrá un cuerpo de unos 30 inspectores de Ambiente y todos serán capacitados para pedir los papeles correspondientes en cada caso.

Los controles comenzarán fuertemente en enero. Serán para las embarcaciones sin motor (canoas, catamaranes, balsas, kayaks) y con motor (balsas con motores externos, lanchas, motos de agua). Este control también servirá para diferenciar las unidades turísticas de las utilizadas sólo para uso personal.

Motores ecológicos

Se estima que existen en la provincia unas 35 empresas habilitadas que brindan servicios turísticos en el agua. Estas tienen la obligación de poner a personal idóneo (timonel) al frente de la embarcación. Generalmente, donde hay más prestadores es en la zona del Sur, pues desde el Atuel hasta Valle Grande hay no más de 10 kilómetros y más de 20 empresas de este rubro. En cambio, el río Mendoza tiene más de 60 kilómetros desde Cacheuta hasta Uspallata y allí sólo se encuentran no más de 5 empresas turísticas. Salvo en el dique Potrerillos, donde hay agua para consumo humano y no se puede utilizar embarcación con motor, en el resto de los espejos de agua sí se puede.

Sin embargo, se espera que, a mediano plazo, los motores de dos tiempos (con nafta y aceite) sean remplazados por los de cuatro tiempos (sólo nafta), ya que
se busca contaminar menos los espejos de agua. En cuanto a la basura, también se hará un trabajo de prevención del medioambiente, según prometieron desde Ambiente. Esto es, reparto de bolsas a los paseantes en los clubes que lindan con los espejos de agua. La distribución de bolsas de residuos será fuerte en enero y febrero para evitar basurales a cielo abierto en los espacios recreativos de la provincia.

FUENTE: EL SOL ON LINE