En Mendoza se realizan dos casamientos homosexuales por mes desde 2010

667

El 15 de julio de 2010 se aprobó la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario. Llegar a esta instancia no fue tarea fácil, ya que tomó varios años de lucha por parte de las agrupaciones de Lesbianas, Gays, Travestis, Transexuales, Bisexuales (LGTTB) y de numerosos movimientos sociales, políticos y estudiantiles. Pero, finalmente, se concretó lo que muchos esperaban y, según el Registro Civil de Mendoza, en el 2013 se celebraron 22 matrimonios igualitarios.

Olga Videla, titular del organismo provincial, reveló que desde enero hasta setiembre de 2013 se casaron 22 parejas homosexuales. Agregó que, desde que se aprobó la ley, en 2010, ya han sido 113 las celebraciones de matrimonios igualitarios.

El 60 por ciento de estos casamientos corresponde a uniones entre hombres, mientras que 40 por ciento restante responde a matrimonios entre mujeres. El promedio de ceremonias es de 2 por mes.

Uno de estos casamientos fue protagonizado por Graciela (44) y Paola (33). Son pareja hace casi 5 años y se casaron recientemente. La celebración fue en una finca en Bermejo, evento al que asistieron sus más íntimos amigos y en el que se realizó la ceremonia civil y contó con la presencia de una “chamana” que le dio su bendición a los anillos.

“Pao trabajaba en un kiosco y yo soy chofer de trole y descansaba en la oficina ubicada en calle Lavalle. Entonces comprábamos todo en el lugar donde ella atendía y un día, con un amigo, la invitamos a ella y a una amiga a tomar una cerveza y así nos conocimos”, relató Graciela.

Si bien sus amigos pensaban que se iban a casar ni bien se aprobó la ley en el 2010, no pasó hasta este año cuando decidieron dar el “sí” y unirse en matrimonio. “No lo habíamos hablado antes, en realidad, nos tomamos muy en serio el tema y hubo un año en el que Pao tuvo algunos problemas personales y eso nos unió mucho más. Ahí nos dimos cuenta de que podíamos estar juntas por 50 años más”, contó.

Graciela, que nació mujer pero vive como hombre, relató que lo que la enamoró de Paola fue su mirada, a la que definió como muy transparente, sincera y dulce. Incluso, a tal punto llegó su amor que, apenas se conocieron, le llegó el comentario de que “ella iba a ir al concierto que Manu Chao daría en el Andes Talleres porque le gusta mucho. A mí sinceramente no me gustaba, pero fui y me banqué el recital completo por ella, pero nunca la vi”, relató entre risas.

Pero la historia tuvo un final feliz y la pareja ya formalizó su relación.

La historia local

La historia de Paola y Graciela no es la única, no se puede olvidar a los primeros que dieron el sí en Mendoza, cuando se aprobó la Ley N° 26.618, Giorgio Nocentino y Jaime Zapata.

La historia de esta pareja ya es conocida por muchos, ya que marcaron la realización simbólica de una larga lucha. Giorgio tiene 47 años y Jaime, 54. Ambos son oriundos de Chile. Se conocieron en un boliche, cuando Nocentino tenía 21 años, y a las dos semanas se fueron a vivir juntos. Nunca más se separaron.

Ambos pasaron años soñando con establecerse en la provincia y, después de dos intentos frustrados, finalmente lo lograron. «Cuando entramos a la provincia leímos un cartel gigante que decía: ‘Usted está a punto de enamorarse de Mendoza’, y fue así. Vinimos de vacaciones y no nos fuimos más», recordó la pareja.

Vivieron en Godoy Cruz, Las Heras y Luján, entre otras ciudades mendocinas. Finalmente, lograron instalarse en la Quinta Sección de Capital. Giorgio es diseñador de modas e incluso tiene una agencia de modelos que lleva su nombre.

Ambos reconocieron que no pensaban que esta ley iba a aprobarse, «teníamos muchas ganas pero éramos escépticos. Bromeábamos respecto al tema. Tampoco pensamos que íbamos a ser los primeros, no era nuestra intención. Lo veíamos como una etapa para superar. Fue muy enriquecedor, para personas que vinieron a buscar a otro país una nueva vida, vivir en una provincia maravillosa y encima concretar este logro es demasiado», contó Giorgio.

 

FUENTE: EL SOL ON LINE.