Por segundo día cortan la autopista Dellepiane ante la falta de luz

110

La falta de luz obligó nuevamente esta mañana a vecinos a cortar la autopista Dellepiane, como ya lo hicieron ayer en tres oportunidades. El piquete se registra entre Montiel y Pilar, y ya afecta el acceso y egreso de Capital porque es ambos sentidos de la vía. Por estas horas también se registra un corte de tránsito en la avenida La Plata, en Boedo, en reclamo de luz.

“No tenemos respuestas de nadie. Te atiende una máquina y te da un numerito -se quejó un vecino de Villa Lugano en contacto con un canal de televisión-. Acá estamos sin dormir y lamentablemente si no molestamos al resto con este corte, nadie te da bolilla”. Los vecinos aseguran que en la zona se quemaron dos cámaras distribuidoras de energía, que a la larga afecta también al suministro de agua.

La falta de energía trastornarán la vida de los porteños por lo menos hasta fin de año. Así se deduce de lo ocurrido en la jornada de ayer, en la que el Servicio Meteorológico Nacional anticipó que la ola de calor no disminuirá en los próximos días, al mismo tiempo que las distribuidoras de electricidad siguen sin solucionar la falta de suministro que alcanza a un arco cada vez más amplio de barrios del área metropolitana.

Sumidos en un malestar generalizado, ayer los vecinos más afectados por la interrupción del servicio ganaron las calles en distintos puntos de la Capital y el conurbano, con piquetes que complicaron el tránsito y la circulación de los trenes.

Hubo una llamativa proliferación de protestas callejeras durante toda la jornada. Alguna en los cruces de Escalada y Miralla con la autopista Riccheri, y en Castañares y Miralla, en Villa Lugano; en Rivadavia y General Urquiza, Balvanera; en Corrientes y Serrano, Villa Crespo; Condarco y Bacacay, Flores; en las esquinas de Juan B. Justo con Trelles, Terrada y Boyacá, en Villa Mitre; en Trelles y Magariños Cervantes, también Villa Mitre; en Sarmiento y Palestina, Almagro, y en Congreso y Triunvirato, Villa Urquiza.

También faltó electricidad en sectores de los barrios de Parque Patricios, Colegiales, Palermo, Saavedra, Villa Santa Rita, Paternal y Floresta. En territorio bonaerense, los piquetes alcanzaron a Lanús, Gerli, Tristán Suárez y Ezeiza.

En medio del caos y el fastidio, sonaron casi como una burla las palabras del ministro de Planificación, Julio De Vido, que aseguró que el Gobierno seguirá “velando para que las distribuidoras de electricidad cumplan con el contrato de concesión y resolver los problemas”, cuando no hizo nada en los años previos para aumentar la inversión de las empresas en infraestructura que podría haber evitado la crisis energética.

A última hora se confirmó que, además de la presidenta Cristina Kirchner, que se encontraba en El Calafate, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, también se había ausentado de la ciudad.

Fuente: LA NACION