Sin acuerdo, los municipales de Lavalle prometen más escraches a funcionarios

737

“El intendente de Lavalle quiere ubicarse por encima de la Constitución Nacional y de las instrucciones brindadas por el gobernador Paco Pérez”, dijo el secretario gremial de ATE, Carlos Simón, que aclaró que proseguirán con cortes de rutas y escraches a los funcionarios locales.

“Es inaudito que en esta democracia tengamos que ver lo que pretende Roberto Righi al ignorar los derechos de los trabajadores”, aseguró el dirigente gremial.

Este viernes fracasó otra audiencia en la Subsecretaría de Trabajo entre los funcionarios de esa comuna y los dirigentes de ATE. Debían considerar una cláusula de garantías ya acordada para resguardar los derechos de los trabajadores que hicieron paros en diciembre y también para asegurar el paso a planta de personal de los contratados en el 2013.

La sorpresa es que Lavalle presentó otra cláusula en la que el intendente Roberto Righi, “mandó a escribir en ese texto que se reserva el derecho de sancionar a los trabajadores que participaron de los paros” en diciembre por reclamos salariales”.

Ante esta actitud, los trabajadores regresaron a las instalaciones de Maestranza, en la villa Tulumaya, donde permanecen desde hace 15 días, y resolvieron aceptar un cuarto intermedio hasta el martes próximo, aunque destacaron que proseguirán con sus medidas de acción directa.

El conflicto comenzó hace varias semanas atrás cuando Righi rechazó el pago de un bono extra de 2.000 pesos en diciembre para los municipales comandados por ATE.

El intendente aclaró que las negociaciones salariales las resolvió con el sindicato de los municipales y que ofreció pagar 500 pesos por mes hasta las próximas discusiones paritarias. También se considera el pase a planta de personal de unos 400 trabajadores sobre un total de 800 que tienen empleo en el municipio de Lavalle.

Fuente: EL SOL ON LINE