Sarampión: recomiendan vacunarse para ir al Mundial de Brasil

817

Faltan 142 días para el Mundial y muchos mendocinos se preparan para viajar a la cita en Brasil. Sin  embargo, hay que tomar ciertas medidas antes de emprender el viaje, especialmente, en cuanto  a salud. Hay que chequear las vacunas luego del brote de sarampión en el país que albergará el show futbolístico.

La directora del Vacunatorio Central, Iris Aguilar, señaló que se trata de un brote que ya lleva un tiempo en Brasil –especialmente, en Pernambuco– y que debe ser considerado por todas las  personas que tienen pensado ir al Mundial y también por quienes van de vacaciones.

“Hay que advertir a las personas menores de 50 años, porque a partir de esa edad ya se toma como que  ha tenido contacto con el virus salvaje de sarampión, por lo tanto, son personas que no  están en riesgo. Pero, quienes vayan a viajar y tengan entre 13 meses y 50 años, lo que tienen que hacer es chequear el carnet de vacunación”, indicó.

Aunque las ciudades que presentan el brote no son sedes de los partidos de Argentina, es importante tomar precauciones, porque muchas personas aprovecharán el Mundial para recorrer varias  ciudades brasileñas. Se espera que, para la cita, se emita un alerta para recordar a los viajantes los cuidados que deben tener, nunca está de más prepararse con tiempo.

VACUNAS. En el caso de los niños, la vacuna que deben tener es la triple  vírica (SRP), que protege contrasarampión, rubeola y paperas. Esta se pone al año y se hace un refuerzo en el jardín de  infantes. Si se cuenta con esas dosis, es suficiente y no es necesario que se les administre más.

En el caso de los más grandes, lo que se debe chequear es tener por lo menos dos dosis de vacuna doble o triple vírica alguna vez. Quienes guardan su carnet de vacunación lo pueden controlar y,  en caso de no entender las siglas, acercarse al Vacunatorio Central para verificar. Si no tiene el documento o no se recuerda, que es lo más común, se debe colocar una dosis de vacuna doble vírica.

Aguilar recalcó que en este caso las personas deben “administrársela entre 10 y 14 días antes de viajar, de nada sirve que ponerse la doble vírica hoy si va a viajar mañana y va a generar las  defensas cuando vuelva de las vacaciones. Es decir, que los que no tienen conocimiento de su estado de vacunación contra el sarampión y tienen menos de 50 años, deben administrarse una dosis”.

El único caso contraindicado para administrar esta vacuna es el de las mujeres que están embarazadas.

GRATIS. Los que formen parte del grupo que no tiene las vacunas, le falte alguna dosis o no tiene claridad al respecto, puede administrarse una dosis gratis en el Vacunatorio Central o en cualquier  centro de salud. Según indicó la jefa del Programa de Inmunización: “La vacuna es gratuita, tenemos disponibilidad, no hace falta la orden del médico y no importa si tenés obra social, la vacuna está disponible”.

Lo más importante en estos casos es vacunarse por lo menos diez días antes de viajar. Si la idea es ir al Mundial, las personas pueden vacunarse hoy y viajar tranquilas, porque estarán protegidos para el evento deportivo. “Si se vacuna ahora, listo, y no hay problema, ya estás protegido”, indicó Iris Aguilar.

El Vacunatorio Central está funcionando en su horario de verano, entre las 7.30 y las 14.30.

EL BROTE. Los problemas principales con el sarampión en Brasil se registraron en Pernambuco y Recife. El brote tiene que ver con personas que llegaron desde Europa, se estima que de Bélgica y  Francia, donde se presentaron importantes brotes por la disminución en la cobertura de vacunación para esta enfermedad, ya que no la veían como una amenaza actual. La cobertura para  sarampión y rubeola en Mendoza y en el país es muy buena. El objetivo es mantener a la población inmunizada para evitar que cualquier evento importado afecte a nivel local.

 

 

¿QUÉ ES, CÓMO SE CONTAGIA Y A QUIÉNES AFECTA PRINCIPALMENTE?

 

El sarampión es una enfermedad infecciosa, producida por un virus. Aunque es posible prevenirla con un adecuado calendario de vacunas, cuando una persona sufre esta enfermedad queda inmunizada, pero es posible que queden algunas secuelas leves o graves.

Lo más complicado para los viajeros es que se trata de una  enfermedad muy contagiosa, que se transmite a través del contacto directo con una persona infectada, o bien por el aire. El sarampión  se contrae en la mayoría de los casos durante la infancia, en niños que tienen entre 12 meses y 4 años. El período de incubación va de 4 a 12 días y, entre los síntomas principales, está la aparición  de fiebre alta, tos y conjuntivitis. La fiebre puede alcanzar los 40º. Pero el síntoma más característico del sarampión son las manchas de Koplik, que son puntos blancos, rodeados de un halo de  inflamación rojo, en las mejillas. Las manchas aparecen a los cuatro o cinco días de que se inicia la enfermedad.

Cuando ya se adquirió la infección, el tratamiento administrado por el médico consiste en antitérmicos para la fiebre y antitusígenos, para afecciones del aparato respiratorio, como la tos. Es una  enfermedad causada por un virus, por lo que el tratamiento antibiótico sólo se requiere cuando aparecen complicaciones bacterianas. Lo principal para estos casos es el reposo.

Para el sarampión, lo más importante es prevenir, porque, de existir complicaciones, estas pueden ir desde una grave diarrea, a la neumonía, encefalitis y otras. Estas son más severas en los  adultos.

Fuente: EL SOL ON LINE