Tunuyán coronó a Antonela Lazarini como su Reina en «Vendimia de la Siembra del Canto»

624

Cientos de personas colmaron desde temprano el anfiteatro Ciudad de Tunuyán donde vivió Vendimia de la Siembra del Canto, dirigida por Jessica Ale y en la que Antonela Lazarini, representante de Rotary Club, El Portillo se coronó como la nueva reina departamental. Su virreina es María de los Ángeles Romera, quien representó a Colonia Las Rosas.

Antonela tiene 20 años y cursa el tercer año de Odontología. Mide 1.71, tiene el pelo castaño claro y ojos marrones. La bella joven obtuvo ventaja desde el comienzo y se consiguió el cetro departamental con 87 votos.

Las voces que guiaron la noche en la que 16 candidatas aspiraban a la corona departamental fueron las de Daniela Galván, Marcela Gagua, Antonio Ginart y Marcelo Ortíz.

La flamante soberana recibió un cheque por 225 mil pesos de la Fundación de Todo Corazón para difusión solidaria.

«La verdad que no puedo creer estar en este escenario y ser parte de esta fiesta de la Vendimia que es tan importante para nosotros. Quiero agradecer a mi familia, mis amigos, la Municipalidad de Tunuyán y, en especial, a todos los viñateros que hacen todo esto posible. Es un homanej para ellos y para su trabajo constante. Lo único que puedo decir es gracias y feliz vendimia para todos», expresó emocionada, Antonela.

María de los Ángeles Romera, virreina de Tunuyán.

Vendimia de la Siembra del Canto

La fiesta que tuvo en escena a 600 bailarines en total y contó con la presencia de Los Chimeno y Lisandro Bertín contó la historia de Manuel, hijo de la tierra tunuyanina quien, por el granizo, pierde su trabajo y se siente devastado y su tristeza se simboliza en la pérdida de su canto.

En ese estado, Manuel emprendió un viaje en el que busca motivos para continuar luchando. En ese momento de la historia comenzaron a manifestarse importantes símbolos de la tradición mendocina, como el Cóndor y el general San Martín quien, en el manzano histórico, le da al joven algunos consejos importantes para su vida.

Su travesía continuó por Latinoamérica donde encontró las palabras de la Pachamama, Simón Bolívar y el Cristo de Corcovado (Brasil) y fue a través de estas que aprendió la importancia del valor de la tierra, la lealtad y amistad.

Finalmente, al pueblo le retornó la voz en una tonada y Tunuyán celebró su pasión por las tradiciones y por el vino nuevo. 

Tras la coronación, un imponente juego de fuegos artificiales iluminaron el cielo de Tunuyán. Pero no todo terminó ahí porque, de inmediato, la banda Virus saltó al escenario con su tema «En mi garage» para luego interpretar «Destino circular» prometiendo una especial y larga noche de recuerdos.

Fuente: EL SOL ON LINE