Paul Walker le dejó a su hija una herencia de 25 millones de dólares

589

 Su muerte fue una conmoción para todos en Hollywood. Paul Walker perdió la vida en un trágico accidente automovilístico en noviembre de 2013 y recién ahora empezó a trascender información sobre su patrimonio: el actor de Rápido y Furioso le dejó una fortuna de 25 millones de dólares a su única hija, Meadow, de 15 años.

De acuerdo a los medios People y TMZ, el testamento fue firmado en 2001 en donde nombró a su padre como el custodio del dinero de Meadow hasta que ella sea mayor de edad. A la vez también dejó en el texto a la madre de la chica, que hace años vive en Hawaii.

«Antes de morir me dijo que él era más feliz de lo que había pensado. Y que su hija le dio claridad a su vida«, aseguró un íntimo amigo de Walker, de acuerdo a esos medios.

La adolescente vivía desde hace varios años con Walker en California. De acuerdo al testamento podría haber un incremento de sus números, ya que por la última película de Rápido y Furioso, que aún no se estrenó, podría cobrar unos 8 millones de dólares más.

Walker, de 40 años, se accidentó en la ciudad de Los Ángeles cuando el auto Porsche rojo en el que viajaba junto a su socio Roger Rodas, de 38, circulaba a más de 160 kilómetros por hora y se estrelló contra un árbol.