Con Romano, Petra y Miret en el banquillo de los acusados, comenzó el mega juicio de la dictadura

788

Después de una larga espera, la historia se empezó a escribir en los tribunales de Mendoza. En la mañana de este lunes comenzó el mega juicio por delitos de lesa humanidad ocurridos durante la última dictadura militar, que es el primero que sienta en el banquillo de acusados a la pata civil que participó durante el período.

Con referentes de Derechos Humanos provinciales y nacionales, la jornada comenzó con un acto en el frente del edificio del Poder Judicial –el debate no se realiza en Tribunales Federales por una cuestión de espacio-.

Banderas, bombos, platillos y canciones contras los genocidas, tal cual ocurrió en los tres juicios anteriores que se realizaron en la provincia. Organismos de derechos humanos y jóvenes militantes fueron los encargados de aportar el color en el contexto del proceso.

Quince minutos antes de las 11, el juez Alejandro Waldo Piña –quien preside el tribunal junto a Juan Antonio González Macías y Raúl Fourcade- comenzó con el debate que se desarrolló hasta el mediodía, donde se procedió a tomar los datos de 41 de los imputados.

Entre estos, los que más llamaron la atención fueron los ex magistrados Otilio Roque Irieno Romano, Luis Miret, Guillermo Petra y Rolando Carrizo. Se trata de la primera ocasión en la que se juzga a ex integrantes de la Justicia vinculados con la dictadura militar, en este caso, por no investigar denuncias de detenciones ilegales, desapariciones y asesinatos.

Durante la mañana se consultó los datos personales de 30 de los 41 imputados y esto continuará el lunes que viene, con la lectura de las causas y acusaciones correspondientes.

Entre las figuras que acudieron a presenciar el juicio, estuvo Susana Trimarco, María José Ubaldini, Marcelo Costa, Mauricio Guzmán, Arturo Lafalla, Cristian Bassin y Sebastián Sarmiento. La madre de la desaparecida Marita Verón aseguró que: “Estas desapariciones son el mismo caso que el de mi hija. Por eso me tocan el corazón y vengo a presenciar el juicio”.

A su vez, los abogados querellantes Pablo Salinas y Diego Lavadao destacaron la importante del juicio “para Mendoza, Argentina y el mundo”, por tener como imputados a cómplices civiles de la última dictadura militar. “Quizá ni yo mismo tome conciencia de la importancia que tiene este juicio para Mendoza, para Argentina y para el mundo. Es la primera vez que se va a juzgar a la pata civil de la última dictadura”, señaló Salinas.

 

Fuente: EL SO ON LINE