El Lobo detuvo la marcha del Tomba

193

La tarde no iba a comenzar de la mejor manera para Godoy Cruz, porque antes de salir a la cancha se confirmaba que el capitán Leonardo Sigali no iba a ser de la partida ante Gimnasia. El defensor sufre un cuadro de gastroenteritis que lo excluyó del equipo que salió a la cancha ante el Tripero, con Jeréz Silva en el lugar del “Oso”.

Pese a esto, la expectativa estaba puesta en lo que podía hacer el equipo de Almirón, que apuesta por manejar la pelota y ser protagonista, ante Gimnasia, que se siente cómodo esperando y contragolpeando.

En los primeros minutos, las alarmas de Almirón se encendieron ya que Jeréz Silva fue amonestado antes de los cinco minutos y estaba jugando de manera improvisada como defensor central. En términos ofensivos, Godoy Cruz ocupaba el ancho del terreno e intentaba llegar al área de Monetti con el manejo del balón.

Sin embargo, al Tomba se le quemaron los papeles en menos de dos minutos. Primero Gastón Díaz sorprendió a Carranza adelantado con un largo remate y después Facundo Pereyra sentenció con un tiro cruzado al arquero tombino. Godoy Cruz caía 2 a 0 antes de los 20 minutos de juego y el partido se modificaba dramáticamente.

Golpeado y aturdido, el local intentó ir en busca de la igualdad sin cambiar su libreto, con los argumentos conocidos. Enfrente, el Lobo muy cómodo con el trámite del juego y la ventaja se dedicó a tratar de cerrar las rutas a Monetti.

Nervioso, impreciso y acorralado, el Tomba no encontró con claridad en ningún momento el arco de Gimnasia, lo que llevó a Almirón a hacer ingresar a Díaz antes de terminar el primer tiempo por Jeréz Silva, que no pudo cumplir la función de defensor central. Así se iban al descanso.

Para la segunda etapa, el DT tombino hizo ingresar a Julio Rodríguez por Castillón, que no había tenido un buen primer tiempo. La primera del Tomba fue un tiro libre de Castellani que se fue cerca, pero seguía sin tener profundidad. Para colmo, otro remate de Díaz estremecía el arco de Carranza luego de dar en el palo izquierdo del arquero local.

Pese a las intenciones, Castellani y Aquino no estaban precisos por lo que Godoy Cruz parecía inofensivo para los intereses de Gimnasia, que con el paso de los minutos se sentía cada vez más cerca de conseguir un gran resultado en la provincia.

La más clara la tuvo el paraguayo Rodríguez que no pudo empujar el centro de Gonzalo Díaz, estando cara a cara con Monetti. Definitivamente no era la tarde del Expreso.

Para colmo de males, Patricio Lousteau iba a expulsar a Aquino en una jugada que no merecía más que una tarjeta amarilla. Con un hombre menos, faltando diez minutos y cayendo por dos goles; el partido para Godoy Cruz estaba terminado.

Dura derrota para el Tomba en condición de local, pero no tiene tiempo de lamentarse porque el martes a las 17 visita a Colón de Santa Fe en el Cementerio de los Elefantes, en otro duelo clave por la permanencia en Primera División.

 Fuente: MDZ