Mateluna habló sobre los descuentos: «Más allá de lo técnico, es un gesto negativo del Gobierno»

756

Después de una semana muy complicada, con tres días efectivos de paro docente, a pesar de la conciliación obligatoria, parecía que la “calma” volvía a la paritaria a la espera de la reunión de este lunes entre el Ejecutivo y el gremio en la Subsecretaría de Trabajo. Sin embargo, el descuento en los salarios con el que que se encontraron al revisar los depósitos, volvió a encender la mecha y desde el Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE), lo toman como un “gesto negativo” que pelearán en la mesa de negociación.

Aunque en un principio desde el gremio, de manera extraoficial, confirmaban que se trataría de un descuento por los días no trabajados este año, este domingo el secretario general del SUTE, Adrián Mateluna, dijo que no hay claridad respecto a la medida porque no ha salido ninguna voz oficial a “dar la cara” y explicar de qué se trata. No se descarta que se trate del descuento que se dejó a la espera desde el año pasado y que estaba ligado a la no realización de medidas de acción directa, tal como lo anunció durante el primer paro docente el paritario Andrés Cazabán.

“Todavía estamos esperando que la DGE salga a dar explicaciones de qué ha descontado porque no tenemos muy claro. Creo que es necesario que salgan ellos a través de un comunicado oficial”, dijo el titular del sindicato.

Adrián Mateluna agregó: “Primero tienen que decir qué es lo que han descontado, porque no han salido a ponerla la cara a esto tampoco, han descontado y no he visto a María Inés Abril de Vollmer o Andrés Cazabán diciendo que han descontado. Lo primero que deberían haber hecho es salir diciendo de dónde ha salido, qué digan y se hagan cargo de quién se toma estas decisiones. Será que saben que el costo político es alto”.

Pero más allá de las explicaciones, el descuento complica más las negociaciones que parecían volver a la normalidad después del paro y las discrepancias por la aplicación de la conciliación obligatoria. Este lunes, a las 17, volverán a la mesa y el clima será muy tenso, porque la medida es tomada como un gesto del Gobierno y no descartan que se apunte a la aplicación de un decreto para solucionar el conflicto con los maestros.

“El descuento es negativo porque fuera de lo técnico que quieran darle al descuento, hay un gesto que ahí aparece, y como cuando intentaron atar un aumento al presentismo, son todas situaciones complicadas para los trabajadores. Yo me pregunto si son muy cínicos o realmente no tienen idea de los trabajadores de los últimos años”, recalcó el dirigente.

Decreto

Este lunes el SUTE irá a la reunión con un mandato que parece mantenerse firme hasta las últimas consecuencias. Piden un aumento superior al 30% en blanco, en una cuota y retroactivo a enero, de lo contrario la oferta será rechazada en la misma mesa sin bajarla a las escuelas. Por el lado del Ejecutivo la oferta superadora consistiría en mantener el 30,5% de aumento, pero bajar las cuotas, pero si es en dos, como sería una opción muy probable, la negociación volverá a cero y se agudizará el conflicto.

Con ese panorama, y con Mendoza como una de las pocas provincias que aún no arregla el conflicto con los maestros, el Gobierno local estaría bajo presión y no descartaría la opción de aplicar el aumento salarial por decreto.

Ante esa opción el titular de SUTE dijo que, de concretarse, harán responsable directamente al gobernador Francisco Pérez. ““Va a ser una lucha todo el año, vamos a seguir al Gobierno y al gobernador donde vaya y le vamos a hacer saber que después de 10 años de construcción de paritarias, hubo un gobernador que en forma unilateral definió las condiciones de trabajo de todos los trabajadores de la educación de Mendoza”.

Fuente: EL SOL ON LINE