Un triunfazo que saca al Tomba del pozo

796

El empate de All Boys y Arsenal en la previa del partido, ponía otra vez a Godoy Cruz en una situación muy compleja antes de arrancar el encuentro ante Belgrano en el Mario Alberto Kempes. El triunfo lo sacaba del descenso, el empate parecía estirar la agonía de la lucha y una derrota dejaba un panorama definitivamente sombrío.

Antes del arranque, Almirón sorprendió sacando del equipo a Aquino y ubicando entre los once a San Román, con la intención de soltar un poco a Castellani para generar juego y abastecer a Castillón y Óbolo de la mejor manera.

En el inicio del juego le costó hacer pie a la defensa tombina y una serie de errores entre Sánchez y Carranza pusieron en riesgo al arco mendocino pero sin suerte para el Pirata.

Cuando el local parecía ser mucho más profundo, Olivares recuperó la pelota, Castellani condujo el contragolpe con Fernández que asistió a Castillón que sentenció con remate cruzado y bajo para poner en ventaja al Tomba en la primera ocasión de peligro.

La ventaja le otorgó comodidad y tranquilidad a Godoy Cruz, mientras que le generó desorden a los ataques de Belgrano, que dependían demasiado a la inventiva de César “El Picante” Pereyra. Ordenada, la visita resistía los embates de Zelarrayán y Barrios que generaban algunos temblores cerca de Carranza.

Belgrano iba a quebrar la resistencia de la manera menos pensada, un pelotazo frontal encontró increíblemente solo a Velázquez entre los centrales y éste puso la igualdad ante la salida del Loco Carranza. Todo comenzaba de nuevo en el Kempes.

Con Belgrano en el dominio del balón, pero sin demasiada profundidad, y con Godoy Cruz intentando de contra, pero quedando muy lejos del arco de Olave, así terminó la primera parte.

En el arranque de la segunda etapa lo volvió a tener Godoy Cruz, Castillón pico perfectamente habilitado y definió mal ante Olave que detuvo lo que era el segundo del Tomba con la mano de derecha en el aire. Segundos más tardes lo tuvo Óbolo pero no pudo conectar el centro de frente al arquero de Belgrano. Los de Almirón demostraban que querían llevarse el triunfo.

El partido de a ratos se hacía demasiado luchado, friccionado y se jugaba lejos de los arcos. Las pelotas paradas o los remates de media distancia parecían ser la llave de un encuentro jugado con mucha voluntad y no tanta creatividad.

Fernández intentaba romper líneas con su velocidad, Castellani probaba de afuera, pero el gol parecía lejos. Por el lado de Belgrano, Zelarrayán era el más claro pero el peligro solo aparecía con las pelotas paradas cruzadas. El ritmo y la lucha erosionaban el estado físico de ambos equipos.

Como premio a no haber bajado los brazos, la nueva ventaja iba a llegar para el Tomba. Con un tiro libre frontal, Grimi pasó su remate por encima de la barrera y Olave no alcanzó a desviar la trayectoria del balón que tenía destino de 2 a 1,

Fernández pudo estirar la ventaja pero Olave ahogó el grito final del Tomba, que de todos modos custodió el 2 a 1 hasta que Loustau pito el final para cristalizar una victoria clave para el futuro tombino.

Este triunfazo de Godoy Cruz lo saca del descenso, ya que supera a Quilmes y se despega de All Boys, ambos hoy descenderían junto a Argentinos Juniors. Como valor agregado, los de Almirón se meten en la Copa Sudamericana y además quedan a 3 puntos del líder. El lunes, en la siesta mendocina, el Tomba recibirá a Atlético de Rafaela en lo que será otro duelo clave en la ilusión de mantener la categoría.

 Fuente: MDZ