Uruguay: los fumadores de marihuana no deberán identificarse cuando la compren

836

El gobierno de «Pepe» Mujica encontró una fórmula para que cuando se legalice la marihuana, los consumidores puedan comprar cannabis en las farmacias con un tope mensual, pero sin necesidad de identificarse. Entre los consumidores de esta droga y los militantes de organizaciones pro legalización crece la expectativa sobre la reglamentación que se apresta a anunciar el gobierno uruguayo.

En la Casa de Gobierno se informó que el decreto que reglamenta la Ley Nº 19.172 sobre producción, distribución y venta del cannabis ingresó a la fase de revisión por parte del propio presidente Mujica.

Esta reglamentación debió estar pronta el 19 de abril, según el plazo que dicha ley le asignó al Poder Ejecutivo, pero eso no ha ocurrido.

En las últimas horas han trascendido aspectos que están contenidos en la reglamentación, aunque en el propio gobierno admiten que es posible que el texto tenga algunas modificaciones de último momento. El decreto puede hacer precisiones sobre la ley, o cubrir aspectos que no están estipulados en esa norma, pero no puede modificar lo votado en el Parlamento por tener un rango jurídico menor.

En el equipo que trabaja en la implementación de esta norma, se encontró un mecanismo informático para que los consumidores se registren inicialmente ante el futuro Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCA), pero no deban dar sus datos personales en las farmacias cuando compren la marihuana para armar sus cigarrillos. Sostienen que eso podría hacerse de una forma que de alguna manera mantenga la privacidad del usuario, pero sin dejar de tener que demostrar que se trata de la persona registrada en el listado de usuarios oficiales.

En tanto, una vez aprobada la ley, ha sido posible ver que consumidores del cannabis se animan a hacerlo públicamente con más exposición que antes, aun cuando la producción y venta sigue siendo ilegal.

En las últimas horas, militantes de movimientos que reivindican la legalización de esta droga, se han preocupado de tener el tema en agenda pública, y comentaron que los que siguen cultivando en la ilegalidad, lo han hecho con éxito en este otoño.

Empero, en el gobierno advierten que por ahora nada ha cambiado y que hasta que el ente creado para este mercado, el IRCA, otorgue licencias para plantar y abra el registro para consumir, todo sigue siendo como antes. Y en caso de hallar plantas o alguna forma de comercialización, la policía y la justicia deben actuar como siempre.

Fuentes del gobierno uruguayo dijeron a lanacion-com que en el borrador del decreto, quedará especialmente establecido que para comprar «cannabis» habrá una exigencia de que el usuario sea «ciudadano uruguayo», tanto en condición natural como legal, y que en éste caso demuestre que tiene «residencia habitual en el país por más de un año».

El decreto indicará además que los que quieran comprar cannabis en las farmacias, deberán «estar inscriptos en el registro de consumidores» y que la transacción la deberán hacer «personalmente, y nunca a través de terceros».

Por eso, las farmacias no podrán enviar a domicilio este producto como lo hacen con otros, en el sistema de «delivery».

En esos comercios, la marihuana no podrá estar en mostradores expuestos al público.

Para los clubes de autocultivo, que todavía no han podido constituirse legalmente, la reglamentación establece la obligatoriedad de inscripción ante el Ministerio de Educación y Cultura. Estos serán por un total de socios no superior a las quince personas, que podrán plantar hasta 99 plantas y cuya producción y acopio no podrá superar la cantidad de 480 gramos anuales por año y por socio.

Fuente: LA NACION