“Subsidios sin destinos, futuro sin fondos

273

Por: Martín Serrano ( Economista y Concejal del Departamento de San Rafael)

“La democracia permite a los ciudadanos elegir a sus representantes. Estos, bajo el compromiso social asumido una vez que ocupan sus cargos, deben el respeto y transparencia a cada voto que recibieron. ¿Dónde queda ese respeto, si lo que un grupo de concejales ordena, posteriormente es tirado a la basura?
El 21 de Octubre del año 2013 en el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de San Rafael, se aprobó la ordenanza Nº 11.393 (Exp Nº16796-G-13) con la cual se autorizaba la entrega de un subsidio equivalente a $40.000 al Señor Eduardo Gálvez, en su carácter de Presidente de la Liga Distrital de Fútbol Amateur del departamento de San Rafael. 
El destino de esos fondos, señalado con claridad en la misma ordenanza, era la “reparación de infraestructura, arreglos de camarines, luces, cierres perimetrales y baños de los clubes de la liga”. Lo cual, en aquel momento pareció una ayuda oportuna para el desarrollo de la actividad deportiva y la protección de los jóvenes que forman parte.
Como aparentemente los recursos votados se gastaron en otra cosa, no en lo estipulado originalmente en la ordenanza, en la sesión de hoy lunes 26 de Mayo, se cometió un atropello a la transparencia institucional que el Concejo debe imponer, ya que a través del Proyecto de Ordenanza (Asunto Entrado 3721 – B – 14), referente a modificar el Art. 1º de la Ordenanza Nº 11393, se busca evitar la explicación correspondiente sobre dónde fueron destinados esos fondos y porqué serán utilizados de otra manera (destinado a la compra de elementos básicos para el normal funcionamiento y el inicio del torneo, como camisetas, redes, botines, pelotas, reparaciones de infraestructuras, arreglos de camarines, cierres perimetrales, baños de los clubes de la liga).
El intentar cambiar el destino del subsidio es un insulto a la palabra e inteligencia de los concejales que aprobaron tal ordenanza en su momento, dejando en evidencia la impunidad con la que ciertas instituciones trabajan y reciben beneficios aún sin presentar la rendición de cuentas correspondiente. El Sr Gálvez debería haber rendido los fondos en Enero del 2014. Indudablemente el dinero no se utilizó para su destino original y se quiere salvaguardar a “El Beneficiario”. ¿Dónde están esos fondos? ¿Para qué se utilizaron? ¿Por qué no se rindió cuentas en el momento que el artículo 3ro del convenio entre el Municipio y “El Beneficiario” lo exigía? 
¿Con qué criterio podría luego entonces el Concejo exigir la rendición de cuentas a otra institución? ¿Cuál es el valor de las decisiones tomadas por el HCD y sus debates?
Desde que asumí como Concejal (hace 3 semanas), he expuesto a la opinión pública este manejo discrecional y poco transparente del destino de estos subsidios, recursos que son de TODOS LOS SANRAFAELINOS. Los que votaron esta ordenanza (modificación art. 1º Ordenanza 11393) en forma positiva, sentaron un pésimo antecedente para los subsidios que en el futuro el Municipio se disponga a otorgar.”