En la causa hay más pruebas de negocios previos a Ciccone

453

En el pedido de indagatoria para Amado Boudou que ordenó el viernes, el juez Ariel Lijo afirma que el vice y su socio “habrían adquirido” en julio del 2010 la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica de modo irregular, para hacer después negocios con el Estado en beneficio propio. Esa operación se vehiculizó a través de la sociedad The Old Fund, que pasó a controlar el 70 por ciento de las acciones de la empresa gráfica. En las últimas semanas, las autoridades judiciales que investigan a Boudou sumaron nuevas pruebas que le dan sustento a esa hipótesis: para Lijo, los negocios del vice con The Old Fund habían empezado antes de que esa firma comprara la imprenta Ciccone.

Según pudo saber Clarín, la Justicia comprobó que el socio de Boudou, el millonario José María Núñez Carmona, mantenía comunicaciones telefónicas y relaciones laborales con el director de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele, al menos desde mayo del 2010.

En esos tiempos, la empresa fue contratada para trabajar en un proceso financiero en el que Boudou ocupó un rol determinante desde el Ministerio de Economía.

Se trató del primer contrató que consiguió The Old Fund: recibió una ganancia millonaria.

Según se explicó de modo oficial, la sociedad fue contratada en el 2009 por la provincia de Formosa, al mando de Gildo Insfrán, para que asesore a al estado local en la reestructuración de su deuda pública.

Quien tenía la última decisión sobre la cuestión, desde su cargo en el Poder Ejecutivo, era Boudou.

Tal como consta en el expediente Ciccone, el entonces ministro de Economía firmó el 11 de marzo del 2010 una “addenda” entre “el Gobierno Nacional y el Gobierno provincial que implicó, finalmente, la emisión del título de deuda por $ 312.941.277, 63”.

La sociedad The Old Fund cobró por su asesoría a Formosa $ 7.667.161.La compañía tenía entonces un solo empleado, una secretaria, y ningún antecedente en el mercado. El director era Vandenbroele.

El organismo público que le pagó a The Old Fund por su aporte profesional para Formosa fue el Fondo Fiduciario Provincial (Fonfipro).

Depositó la plata en una cuenta del Banco Macro el 21 de mayo del 2010.

Según consta ahora en la causa Ciccone, ese mismo día, el socio de Boudou, Núñez Carmona, llamó tres veces al teléfono que usaba Vandenbroele.

El senador radical Luis Naidenoff, de Formosa, denunció en su momento que el pago de su provincial a The Old Fund era un “peaje” que había cobrado Boudou. Se inició una causa en su provincia, que no prosperó.

En la actualidad, además del juez de la causa Ciccone, Lijo, el magistrado Sebastián Casanello y el fiscal Carlos Rívolo instruyen otro expediente sobre el caso “Formosa-The Old Fund”.

Además de los llamados entre Núñez Carmona y Vandenbroele que se hicieron el día que The Old Fund cobró los $7.667.161 de Formosa,existen otros indicios y testimonios que vinculan a Boudou con esa sociedad durante la negociación de la deuda de esa provincia.

La ex esposa de Vandenbroele, Laura Muñoz, declaró en la Justicia que en el 2009 su entonces marido le contó que había retomado el contacto con un viejo amigo, Núñez Carmona, a quien conocía de Mar del Plata.

Con el paso del tiempo, también le admitió que estaba trabajando para él y “para Boudou” porque “necesitaban a alguien de confianza para hacer cosas fraudulentas”.

Vandenbroele, según su ex esposa, le dio detalles del contrato de The Old Fund en Formosa, e incluso le dijo que por ese trabajo cobraría 70 mil dólares.

Muñoz, incluso, grabó a Vandenbroele hablando por teléfono sobre ese tema.

Vandenbroele y su esposa se pelearon al poco tiempo y él se fue de la casa en la que convivían. Olvidó algunas cosas. Entre ellas, un cuaderno. En una de las páginas están escritas las iniciales “JM” (José María es el nombre de Núñez Carmona), y desde allí sale una flecha que apunta a esta pregunta: “¿Formosa?”.

Fuente: Clarín