Argentina le pidió al mediador que el juez Thomas Griesa reponga la medida cautelar

1090

Luego de una reunión de cuatro horas con Daniel Pollack, negociador con los fondos buitre, el Ministerio de Economía informó que «la sentencia de pago [del juez Thomas Griesa] tal cual se interpreta sería de imposible cumplimiento» por parte de Argentina.

Así lo expresó el Palacio de Hacienda a través de un comunicado de prensa. El ministro Axel Kicillof, quien encabezó la delegación en Nueva York «expuso pormenorizadamente» la posición argentina ante Pollack y solicitó que se restituya una medida cautelar (stay, en la jerga jurídica) para garantizar la negociación y evitar el embargo de los pagos de los servicios de interés.

«Se dejó en claro que la sentencia de Griesa, tal cual se interpreta, sería de imposible cumplimiento y que reponer el ‘stay’ sería necesario, ya que el caso involucra no sólo a los litigantes, sino que también se podría extender a todos aquellos bonos que no ingresaron a los canjes y que obstaculizaría el cobro a los tenedores de los canjes 2005 y 2010», consignó un comunicado.

Asimismo se retificó la «voluntad de argentina de seguir dialogando para condiciones justas equitativas y legales».

Esta mañana, un representante del fondo NML (de Paul Singer) publicó una columna de opinión en la cual proponía dar más tiempo a la Argentina, a cambio de que el país de «pasos concretos» en la negociación, en la cual aceptarían bonos como parte de pago.

COMUNICADO DEL MINISTERIO DE ECONOMÍA

En el día de la fecha el Ministro de Economía ha mantenido una extensa reunión en la ciudad de Nueva York con el mediador designado por el Juez Griesa, Sr. Daniel Pollack. En dicho encuentro, Kicillof expuso pormenorizadamente la posición de Argentina en el litigio con los fondos buitres, el origen de los títulos de deuda en discusión (megacanje), las causas del default de 2001 y las numerosas y efectivas medidas que se tomaron desde 2003 a la fecha para normalizar las relaciones financieras internacionales del país.

Se dejó en claro que la sentencia de Griesa, tal cual se interpreta sería de imposible cumplimiento; que reponer el stay sería necesario ya que el caso involucra no sólo a los litigantes, sino que también se podría extender a todos aquellos bonos que no ingresaron a los canjes; y que obstaculizaría el cobro a los tenedores de los canjes 2005 y 2010.

El Ministro reiteró la voluntad de Argentina de seguir dialogando para asegurar condiciones justas, equitativas y legales, lo que implica contemplar los intereses del 100% de los bonistas.

Fuente: LA NACION