Confirman procesamiento por narcotráfico al ex titular de la Sedronar

296

La Cámara Federal porteña confirmó hoy el procesamiento del ex titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) Ramón Granero por la falta de controles desde ese organismo al ingreso de efedrina que, según se sospecha, tuvo como destino final el narcotráfico.

La novedad fue confirmada a medios porteños por fuentes judiciales, quienes confiaron que la decisión fue tomada por la Sala I de la Cámara Federal, al confirmar el procesamiento que dictó la jueza María Servini de Cubría contra Granero y otros ex funcionario de la Sedronar.

Con este fallo, aseguraron las fuentes judiciales, Granero quedó al borde de ser sometido a juicio oral y público.

Cabe recordar que ex titular de la Sedronar está siendo investigado por la Justicia por su presunta participación en el ingreso de materias primas al país para fabricar estupefacientes de manera irregular.

Servini de Cubría consignó que durante 11 años -entre 1999 y 2010- se importaron 55.900 kilos de efedrina, cuando en realidad bastan 156 kilos por año para atender la producción farmacéutica local de gotitas para los ojos o remedios para la gripe.

En ese período, esa enorme cantidad de droga fue traída al país por sólo cinco empresas, entre ellas Unifarma, que aparece como aportante de fondos para la campaña electoral kirchnerista de 2007 que llevó a Cristina Kirchner al poder. Era de Ariel Vilán, socio de las víctimas del Triple Crimen de General Rodríguez, que apareció también muerto en un aparente suicidio.

La efedrina o las drogas sintéticas “cocinadas” en la Argentina eran enviadas de contrabando a México, donde se había prohibido la importación de efedrina. Aquí fue Graciela Ocaña , como ministra de Salud, la que limitó la importación.

El negocio prosperó, al punto que se instaló en la Argentina Jesús Martínez Espinoza, que fue condenado junto con Mario Segovia, el llamado “rey de la efedrina”, a 14 años de cárcel por desviar 9800 kilos de efedrina a México.

Fuentes: La Nación y Clarín