Por qué Estados Unidos es el país «sin vacaciones»

382

Edmund McCombs se mudó a Sydney hace seis años y no tiene planes de marcharse. No son sólo las playas o las cafeterías del puerto las que retienen al gerente de 33 años en el hemisferio sur.

Este nativo de Florida dejó el país porque su jefe quiere que se tome unas vacaciones y disfrute la vida más allá del trabajo. McCombs cuenta que su supervisor no controla sus días libres para verificar que no se toma demasiados, sino que lo hace para asegurarse que tiene descansos regulares.

Es más, en la empresas de propiedades e infraestructuras para la que trabaja hay empleados cuya tarea es pensar en formas de hacer salir a los trabajadores de la oficina para que disfruten de la vida.

Esta cultura del tiempo libre como norma le resultó al principio chocante. En Australia, explica el estadounidense, «la gente sale de trabajar y se compromete con su vida ‘real’ sin temer que el estar fuera de la oficina vaya a tener repercusiones».