El peronismo sanrafaelino, irresponsable e intolerante con las ideas ajenas

337

Por: El Bloque UCR

En la sesión del último jueves, la última sesión ordinaria del año, el justicialismo sanrafaelino, a través de sus concejales, volvió a dar muestras de su desprecio por las ideas ajenas, por la institucionalidad y por la representación de las minorías.
Cabe recordar que una de las características de las sesiones ordinarias es que se puedan tratar los proyectos que de manera regular se presentan desde los distintos bloques, así como aquellos que presentan los particulares en uso de la facultad que les otorga el Reglamento Interno del Concejo en su artículo 100 bis.
El orden del día de esta última sesión ordinaria contenía un total de 10 proyectos a tratarse, de los cuales seis surgieron del bloque radical, dos fueron asuntos enviados por el Ejecutivo y otros 2 fueron proyectos que surgieron de los bloques peronistas. Números que hablan a las claras de la intensa labor legislativa del bloque radical.
De los seis proyectos radicales, cuatro eran proyectos de decreto solicitando información al Ejecutivo y los otros dos eran proyectos de ordenanza con propuestas referidas a obras de infraestructura necesarias y largamente requeridas por los vecinos.
Los cuatro proyectos de decreto estaban referidos a datos sobre maniobras irregulares en las obras de remodelación que, desde hace largo tiempo, se están llevando a cabo en la Plaza Francia y en el Parque Infantil. Sólo se requería información para llevar adelante el adecuado control que demanda nuestra función, nada más y nada menos que eso. Cuestión a la que estamos obligados por ley, al igual que está obligado por ley el Ejecutivo a enviarnos información cuando la requiramos.
Por otro lado, los proyectos de ordenanza eran, como se dijo, propuestas para mejorar la calidad de vida de los sanrafaelinos, ya que nuestro bloque se caracteriza por su tarea no sólo de contralor, sino que también por su perfil propositivo. En lo que va del año nuestro bloque ha sido prácticamente una máquina de proponer, teniéndose una constante y abultada producción de proyectos.
El primero de estos proyectos de ordenanza solicitaba al Ejecutivo que se restaurara y pusiera en funciones el Vivero Municipal, cuyo predio se encuentra en la Isla del Río Diamante. Esta obra proporcionaría grandes beneficios, ya que se evitaría el tener que comprar especies forestales, muchas de las cuales no son baratas, contribuyendo de esa manera a la economía del departamento y que además ocasionaría muy pocos gastos. El otro proyecto de ordenanza instaba al asfaltado de algunas calles del barrio Ruca Hué, cuestión solicitada por los vecinos que padecen su mal estado.
Inexplicablemente los seis proyectos surgidos desde nuestro bloque fueron votados negativamente por el justicialismo, los motivos que dieron fueron por momentos burdos y por momentos mentirosos, llegando en ocasiones a la ridiculez misma.
Lamentablemente, con actitudes como estas, se muestra a las claras cierta falta de responsabilidad y de respeto y un total desprecio por la representación que nos inviste. Una actitud nociva que el justicialismo viene llevando desde hace un tiempo con nuestras propuestas y solicitudes. En este caso una doble falta, ya que por un lado no se nos proporciona la información que están obligados a darnos y por otro lado se rechazan injustificadamente las propuestas que presentamos, una verdadera máquina de rechazar propuestas. Deben primar los intereses del pueblo de San Rafael sobre cualquier estrategia y/o apetencia personal y/o partidaria, por lo que esperamos sinceramente que de una vez por todas, desde el justicialismo local, se comience a trabajar de un modo más reflexivo, dejando de lado sus intereses partidarios y la intolerancia que están demostrando desde hace varias sesiones. Concejales del Bloque de la UCR: Lucas Quesada, María José Sanz, Martín Serrano y Mauro Bignert.