El mapa político tras el desdoblamiento de Pérez

654

Finalmente, Francisco Pérez pateó el tablero y desdobló las elecciones provinciales, una idea con la que siempre coqueteó, pero no se decidía a tomar por el costo político que podía acarrearle. Sin embargo, la presión de los intendentes del PJ y del vicegobernador, Carlos Ciurca, no le dejaron opción al mandatario que este lunes oficializó el llamado a las urnas para el 19 de abril y el 21 de junio.

La decisión de Pérez ha revuelto el avispero político, ya que obliga a varios precandidatos a ejercitar su cintura política para adaptarse al nuevo escenario electoral. Éste es el caso de Julio Cobos, quien deberá apurar sus tiempos para definir si continúa con sus aspiraciones presidenciales, o si baja a la provincia para competir por su segundo mandato como gobernador.

Al adelantarse las elecciones Primarias al 19 de abril, el ex vicepresidente tiene menos tiempo para tomar la decisión que mantiene intranquilos tanto a los candidatos del PJ como a varios compañeros dentro del radicalismo.

Entre ellos aparece Alfredo Cornejo, que se siente con serias chances de suceder a Pérez al mando de la provincia. La única piedra que aparece en su camino es el propio Cobos, que aún no descarta de cuajo la posibilidad de disputarle a Cornejo la candidatura a la gobernación.

Sin embargo, por otro lado el desdoblamiento también le trajo alivio al intendente de Godoy Cruz. Sucede que al reglamentar las PASO provinciales, Pérez había dispuesto la ilegalidad de llevar candidatos a presidentes de más de una lista. Esto atentaba contra las alianzas del cacique radical, que además de acompañar en la lista al candidato de UNEN (probablemente Cobos), había cerrado acuerdos con el PRO de Mauricio Macri.

Al adelantarse los comicios provinciales, Cornejo no deberá optar por ninguno de los candidatos nacionales, pero al costo de verse obligado a perder el arrastre nacional que tanto UNEN como el PRO podían aportarle. De todos modos esto último podría verse compensado con el empuje que ahora obtendrá en los tres municipios radicales que también habían adelantado su calendario electoral.

Por su parte, el resto de los precandidatos de la UCR, Laura Montero y Enrique Vaquié, deberán acelerar sus tiempos para lograr posicionarse dentro de la opinión pública de cara a los comicios. Ambos corren desde atrás, debido a que su función como legisladores nacionales los ha alejado del día a día de la provincia. Sin embargo, iniciaron hace meses sus campañas y están en carrera.

Otro al que la decisión de Pérez dejó en una encrucijada es el diputado nacional por el Frente para la Victoria, Guillermo Carmona. Este último se mostró crítico con el desdoblamiento electoral e incluso amenazó con presentar una lista propia del FpV por fuera del PJ. Ahora, Carmona deberá decidir si realmente se separa del justicialismo para «castigar» a Pérez por haber dejado fuera de la mesa de discusión a dirigentes nacionales del partido.

Según había adelantado junto a la diputada de La Cámpora, Anabel Fernández Sagasti, era un hecho que si el gobernador adelantaba el llamado a las urnas, ellos presentarían candidatos propios. Sin embargo, en las últimas horas han puesto el conflicto en pausa y la decisión la tomarían recién el próximo viernes.

En la lista de perjudicados también aparece el Partido Demócrata, cuya alianza con el PRO de Mauricio Macri aparecía como la carta que los podría llevar, al menos, a recuperarse como tercera fuerza dentro de la provincia. De todas maneras, Richard Battagión aseguró que el PD siempre ha militado por el desdoblamiento electoral en Mendoza, por lo que será consecuente con sus ideales. “A pesa de la miopía política del PJ”, sostuvo. Ahora, el futuro de los gansos dependerá de cómo evoluciona el vínculo entre el PRO y la UCR, para ver hacia quién volcará su favor el jefe de Gobierno porteño.

Casi en la misma situación se encuentran los legisladores provinciales que aspiraban a renovar sus cargos de la mano de figuras nacionales como la de Sergio Massa. Entre ellos, el diputado Daniel Cassia o el senador Gustavo Valls.

¿Le conviene a los intendentes del PJ?

Ésa es sin lugar a dudas la pregunta que muchos se hacen en este cambalache de fechas electorales. Sobre todo si se tiene en cuenta que ya sea con Cobos o con Cornejo al frente de la lista, la UCR parece encaminada a ponerle fin a 8 años de gobiernos peronistas en Mendoza.

A nivel nacional, Scioli sigue liderando las encuestas, por lo que los candidatos del PJ se podrían haber beneficiado al acompañarlo en las listas, pero los intendentes del peronismo han apostado todas sus fichas al poder territorial con el que cuentan en los municipios.

Con este nuevo escenario, si lograran traccionar con votos en cada uno de los departamentos que son gobernados por el peronismo, podrían salvar las vestiduras y evitar una debacle electoral. A eso parecen apuntar Pérez y el operador político Juan Carlos Mazzón, quienes vieron caer como fichas de dominó a los intendentes desdobladores y tomaron la decisión de plegarse a su jugada para no quedar marginados en los comicios generales.

El principal promotor de la ola desdobladora fue Carlos Ciurca, quien a pesar de no lograr el resultado que buscaba, aparece como uno de los principales beneficiados por la decisión de Pérez.

En abril, Ciurca competiría por la candidatura del PJ para la intendencia de Las Heras, el principal bastión territorial del vicegobernador. Sin embargo, al mismo tiempo aparece como un posible funcionario del gobierno de Daniel Scioli, en el caso de que este último sea electo presidente en los comicios nacionales. El desdoblamiento le permite a Ciurca no mezclar peras con manzanas y se asegura cumplir aunque sea con uno de sus dos anhelos.

Fuente: MDZ