Viviana Fein: «Arroyo Salgado debería decirme sus quejas en la cara»

929

La fiscal Viviana Fein, que actúa en la investigación de la muerte de Alberto Nisman, volvió a responderle a la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del funcionario fallecido en enero en dudosas circunstancias. Sigue así el cruce de cuestionamientos públicos entre ambas, mientras el caso avanza entre controversias políticas.

«Yo pienso que [Arroyo Salgado] debería presentar sus quejas en mi fiscalía y decírmelas en la cara. Ella estuvo en mi fiscalía [.] tendría que presentarse. Es la primera vez que me pasa que la querella no se presente a hablar con la fiscal, y eso que tengo muchos años de trabajo», clamó la funcionaria en diálogo con la señal TN. En los últimos días, la jueza de San Isidro, querellante en el caso, cuestionó la tarea que desarrolla Fein, e incluso opinó que la funcionaria del Ministerio Público «tiene un interés manifiesto en el resultado» de la investigación. La ex mujer de Alberto Nisman pidió apartar a Fein porque «mintió» y porque «se casó con la hipótesis del suicidio» y remarcó que desconfía de la investigación.

La querellante en la causa por la muerte del fiscal especial del caso AMIA dijo que pidió la anulación de la junta médica de expertos porque «faltaban profesionales de otras disciplinas y no estaba claro sobre qué materiales iban a trabajar», pero enfatizó que «de ningún modo» su «intención es que la causa se dilate».

Fein deberá definir mañana sobre el pedido de anulación de la junta médica, tras el duro cruce mediático que protagonizan esta semana por la instrucción de la causa. Ante la consulta sobre la dirección del disparo que impactó en Nisman, Fein pidió que se espere a que se informe por vía institucional: «Esto se va a aclarar en la junta médico-legal donde también estará la querella. Todas las dudas e interpretaciones que se puedan hacer van a ser aclaradas», clamó.

Frente a la insistencia del periodista, contestó: «No estoy dando un examen. Lo digo con respeto. No doy un examen por televisión. [Hablo a partir de que] hablaran de la querella, de lo que preguntó y pidió de mi fotocopia. Lo que corresponde es una junta interdisciplinaria. Los intereses de cada parte los tendrán como sea. Todo tiene un límite, soy magistrada y estoy trabajando. Me presto al dialogo pero esperen», lanzó.

Y recordó que admitió cuando se equivocó en la causa:»Me presto a decirlo cuando cometo un error. Soy una persona que sabe reconocer sus errores y no falta el respeto a nadie», culminó