La única verdad sobre la muerte de Roxana Toledo, relatada por su compañera

1661

Por: Bibiana Toledo

El día jueves a las 22 hs aproximadamente en el semáforo de calle Alberdi y Balcare, dos malvivientes encapuchados, asaltaron a dos empleadas de Panadería Belén, que venían como todos los jueves de hacer un reparto en el vecino departamento de General Alvear. Asaltaron a las mujeres, luego dispararon contra Roxana Toledo de (37 años), quien conducía la trafic en la cual se desplazaban, causándole la muerte minutos después.
Roxana, madre de cuatro hijos, estaba divorciada de hecho y con problemas con su ex pareja. Denuncias radicadas en tribunales, por distintos motivos.

Como pasó todo

En diálogo con Información Ciudadana en forma exclusiva, la compañera de Roxana Toledo, quien por razones de seguridad, no vamos a dar datos personales relató:
“Nosotras veniamos desde General Alvear, como lo haciamos todos los jueves, nos fuimos de San Rafael, aproximadamente a las 7.30 hs. “Cuando veniamos hacia San Rafael, llegando a Tres Esquinas, yo venía cambiando la música de mi celular que estaba enchufado cargándose en el puerto USB de la camioneta, de repente veo un reflejo de unos que salen corriendo desde atrás de la garita de colectivo, encapuchados y se nos atraviesan, Roxana aceleró y me dice: ¿Los viste gorda nos quisieron asaltar?, respondí si, los vi apenas porque venía agachada cambiando la musica”. “Comenzamos a charlar y me dice vamos a llamar a la policía, para que manden un móvil, no vaya a ser cosa que quieran asaltar a otras personas, pensabamos que así como se nos habían cruzado a nosotras, se lo podrían hacer a alguien más”. “Marcamos desde mi celular, viste como es la policía te hacen veinte mil preguntas y no sale el móvil”. “Le indicabamos donde estaban los hombres, eran delgados, de estatura estandar, encapuchados, nunca cortamos la llamada hasta que llegamos al semáforo donde nos interceptaron”.

Su compañera, quien es la única que sabe lo que realmente pasó, narró a Información Ciudadana, que no podían venir a gran velocidad porque la camioneta había comenzado a fallarles los frenos y tenían que bombearlos dos veces para frenar, por lo tanto se desplazaban despacio.

Cuando pasaron el puente de Salto de las Rosas, comenzaron hablar las dos con la Policía, Roxana era la que relataba más porque su acompañante venía cambiando la música cuando los dos hombres se le atravesaron caminando, delante de la camioneta, y los vió apenas. En el camino, las pasaron varios autos, y les llamó la atención solo uno que las pasó a una velocidad poco prudente y al pasarlas medio que detuvo el paso y luego aceleró.
“Nunca pensamos que esos hombres nos esperaban a nosotras en Tres Esquinas, pero si nos dió miedo”.

“La policía en el llamado se puso hacernos veinte mil preguntas, ¿Cómo eran los hombres?, ¿De que lado salieron?, ¿Corrieron rápido?, ¿tenían armas?”. “Si ellos hubieran desplazado un móvil rápido por Alberdi, cuando apenas nosotras empezamos la llamada, nada nos habría pasado, los habrían agarrado justo”. “Cuando nos pasó el Gol, Roxana me dijo: he quedado tan asustada, que ya pienso hasta que nos están siguiendo”. “Quedate tranquila me dice el jueves que viene vamos a cambiar el recorrido, en vez de volvernos por acá, nos vamos a volver por Rama Caída, esa es la conversación que veniamos llevando nosotras”.

199028_138350039570553_1177085_n

El Asalto

“Al llegar al semáforo de Alberdi y Balcarse, se nos pone en rojo, estábamos nosotras nada más adelante, calculo que alguien más debe haber habido atrás porque a esa hora transita mucha gente por esa calle”. ” Nos aparecen por los dos costados, el mio y el de Roxana dos hombres encapuchados, cada uno con un arma, se van uno por el lado de ella y el otro por el mio y nos comienzan a insultar, golpeando los vidrios, a querer abrirlos porque las puertas estaban trabadas, que le dieramos la plata, intentan abrir mi puerta y no pueden, rompen el vidrio de Roxana, yo estaba agachada ya les había visto las armas, y le gritaba a la policía que nos estaban asaltando, aún estabamos en comunicación con ellos”. “Roxana intentó salir y acelerar, pero se ve que de los nervios se le paró la camioneta y no pudo arrancarla más”. “Nos pedía que le diéramos la plata, Roxana metió la mano a la guantera y les dió la recaudación que nunca habíamos alcanzado ni siquiera a contar porque había sido un día flojo de ventas”. “Sabemos que tienen más plata, nosotras le deciamos no tenemos más, es lo único que tenemos”. Esto daría un indicio a que las estaban esperando, como no pudieron detenerlas en Tres Esquinas las pasaron y esperaron más adelante, lo que queda claro que la persecución era para ellas. La trafic era blanca, sin plotear, no tenía ninguna leyenda de Panadería Belén, cabe destacar eso también.

La Policía escuchó todo el asalto”. “Desde ahí entré en shock no recuerdo nada más”. “En ningún momento sentí un disparo, me entero que a Roxana le habían disparado cuando a mi me dicen que me puedo ir del hospital, porque me pusieron calmantes, porque estaba en un estado de nervios impresionante”. “Me dicen que me puedo ir a mi casa, pero que antes tengo que declarar, mis padres ya sabían que Roxana estaba muerta, pero no me lo querían decir, por el estado en el que estaba yo”. “Ni siquiera sabia que le habían pegado un tiro, yo la ví con sangre a ella cuando le levanté la cara, me imagine que le habían pegado la cabeza contra el volante, por eso le salía sangre por la boca y que por eso mismo ella se había desmayado, l levantaba la cabeza para que respirara, y ella respiraba yo la sentía”. “Tengo pantallasos que le levantaba la cara a ella para que respirara, una señora me trajo alcohol, yo le ponía en la nariz, no me podía ni mover, pero le ponía alcohol, le hablaba, porque hasta ahi, no sabía que tenía un tiro, no lo sabía”. “Cuando los sujetos se fueron yo me quedé agachada, cuando levanté la cabeza ya fue para hablar con ella, yo la miraba, nunca advertí por donde se fueron los asaltantes”.
Los malvivientes dialogaban entre ellos y en un momento dado mencionaron llevarse las carteras y los celulares, huyeron con la cartera de Roxana y su celular y el teléfono de la acompañante se cayó al piso cuando los asaltantes realizaron una maniobra para agarrar el dinero.

“La Policía cuando mi celular se cae al piso, se corta la llamada y comienzan a llamarme de nuevo, yo escuchaba que mi celular sonaba pero no sabía donde había caido”. “A mi me tuvieron con el arma en la cabeza y no me disparon, el tiro fue para ella”.

“Ver todo lo que viví, no poder hacer nada por ella fue todo horrible, tengo mucho dolor, miedo, angustia”. “Cada vez que recuerdo me hace mucho daño, no me voy a olvidar nunca de esto”, así finalizó el relato de la compañera y amiga personal de Roxana Toledo, victima fatal de la inseguridad que se vive en nuestro San Rafael.

Hipótesis

Se barajan tres hipótesis, la justicia está investigando.

Pedido especial de la familia

La familia de Roxana le solicita a los medios, que se espere a la justicia hasta que se investigue, por respeto a los hijos, a la familia, a los amigos, en momentos de tanto dolor.

Agradecimientos:

La familia Toledo agradece a todas las personas que acompañaron en momentos de tanto dolor.

Convocatoria a la marcha para pedir justicia

Se convoca a todos los ciudadanos de San Rafael a la marcha que se realizará hoy 18 de Abril a las 18 hs, frente a la emisora Lv4, para pedir por seguridad y Justicia por el asesinato de Roxana Toledo.

11046701_10202848947464480_8839112126058448392_n (1)