En Italia venden casonas antiguas por un euro

859

Entre las ventajas de comprar estas casas los anuncios destacan las vistas al monte Etna, la proximidad de un bosque o el aire no contaminado. Pero las ofertas no contienen solo ventajas: el nuevo propietario debe invertir al menos 25.000 euros (cerca de 28.400 dólares) para convertir en una vivienda de ensueño lo que puede ser nada más que un montón de piedras detrás de una vetusta fachada.
Algunos edificios, detalla el periódico ‘Daily Mail’, fueron abandonados hace exactamente un siglo, después del terremoto de Avezzano, que dejó en 1915 unos 33.000 muertos. Fue el destino de la comuna italiana de Lecce nei Marsi (en la provincia de L’Aquila), cuya población sufrió un significativo descenso en la segunda mitad del siglo XX.

El más despoblado de los tres municipios es Carrega Ligure, que cuenta con menos de un centenar de habitantes a pesar de encontrarse en Piamonte, una región económicamente desarrollada. Carrega Ligure puede considerarse prácticamente un auténtico pueblo fantasma, ya que puede dar techo a más de 3.000 personas, como fue en el siglo XIX.

Fuente: MDZ