Patricia Bullrich: “Hubo muchos intentos de desviar la investigación”

221

Tras la captura de los prófugos Christian Lanatta y Víctor Schillaci, las autoridades políticas se refirieron al caso que mantuvo en vilo a las fuerzas de seguridad nacionales durante 15 días: “Han habido muchos intentos de desviar la investigación desde el primer día. Dentro del camino que tenemos que recorrer están aquellos que manejan el narcotráfico”, aseguró la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

“La primera idea que queremos destacar es que hemos trabajado en equipo. Aquí hay un cambio, en los últimos años trabajar en equipo fue dificil”, agregó Bullrich. Con Cristian Lanatta y Víctor Schillaci ya detenidos y trasladados a Ezeiza, la funcionaria hizo referencia a una red de contactos y apoyos que tuvieron los prófugos para evadir la detención.

“Fueron días duros, difíciles y complicados.
 Hemos trabajado en equipo, aquí hay un cambio. En los últimos años trabajar en equipo era difícil”, destacó la funcionaria nacional en conferencia de prensa en la localidad de Helvecia, junto a los ministros de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y de Buenos Aires, Cristian Ritondo.

“Esto es nada más que el principio de una tarea que nos va a llevar tiempo. Tendremos momentos agradables y sinsabores en esta tarea”, agregó.

La ministra admitió que tuvieron “muchas pistas falsas, muchos intentos de desviar esta investigación” y apuntó contra “aquellos que quieren que el narcotráfico maneje el poder”, pero subrayó la idea de que “en la Argentina el narcotráfico se vaya”. Su referencia fue al extraño giro que tuvo el caso, cuando se conoció la noticia de que habían capturado a los tres prófugos y a las pocas horas se desmintió esa información.

Christian Lanatta y Schillaci estaban en un campo arrocero, de la empresa Trimacer, a corta distancia de donde el sábado fue detenido Martín Lanatta. Los dos prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez tomaron como rehén a un empleado de un molino arrocero a unos 1000 metros de donde el sábado había caído detenido Martín Lanatta, en la localidad santafesina de Cayastá. De acuerdo a los voceros, Cristian Lanatta y Víctor Schillaci “tenían armas largas” y fueron apresados “alrededor de las 7”.