Es posible que Fariña pueda cambiar de identidad y hasta su DNI

276

Detenido desde hace dos años por el delito de evasión de impuestos, Leonardo Fariña fue excarcelado ayer tras una solicitud de su abogada y luego incluido en el programa de Protección al Testigo. Esta situación le permite que, “en casos graves, pueda cambiar su identidad e incluso su DNI”.

A partir del viernes pasado, cuando prestó declaración ante el juez federal Sebastián Casanello, Fariña se convirtió en el primer “arrepentido” en la causa que investiga la ruta del dinero K. Por este motivo, Fariña fue incluído desde ayer a la noche bajo ese régimen de protección que le permite, en casos graves, tomar este tipo de medidas extremas para así preservar su integridad física, aseguró esta mañana Martín Casares, jefe del programa de Protección al Testigo, a radio La Red.

Por otro lado, en diálogo con Radio Nacional, el jerarca dio a conocer algunas de las condiciones en las que será tratado el ex valijero, al ser una figura reconocida. “No vamos a atender a la confidencialidad y al ocultamiento de él, porque es una persona muy pública. Esto no es viable. Se van a tomar las medidas clásicas de protección, lo que implica un cuidado de un grupo especial de Perfectura las 24 horas del día en el domicilio que él nos proponga”., aseguró.

Además, aclaró que Fariña no se encuentra en una situación de arresto domiciliario, sino que su movilidad es libre. Sin embargo, “siempre tiene que haber un análisis de seguridad realizado por el experto de seguridad, que es el jefe que va a tener el dispositivo que se le asigne. Obviamente, es muy difícil que se garantice la seguridad del protegido en una cancha de fútbol, por ejemplo”, señaló Casares.

El ingreso al programa de protección de testigo por parte del ex marido de Jelinek es “voluntario para, pero también obligatorio en tanto y cuando las medidas de cuidado que manejamos. Él entiende que está en riesgo su vida y que, si no cumple con algunas restricciones, nosotros informaríamos al Tribunal Oral y podríamos dejarlo afuera del programa”, dijo el jefe del programa de Protección al Testigo. “No podemos cuidar a quien no quiere ser cuidado”, aseguró.