Los celulares de López casi no tienen llamados la madrugada del convento

468

El tesoro que está detrás de los teléfonos de José López sigue sin aparecer. Según los datos que aportaron las telefónicas, los dos celulares que llevaba el ex secretario de Obras Públicas la madrugada del 14 de junio casi no registran llamadas entrantes y salientes en las horas previas a su detención. “Hay un agujero negro entre la medianoche y pasadas las 3 de la madrugada”, reveló  una fuente de la investigación. Ahora se intenta determinar si en ese lapso, López utilizó otras vías de comunicación como el chat de Whatsapp o las redes sociales. Esa información está en el registro de tráfico de datos.

José López sale detenido de la comisaría de General Rodríguez.  (Maxi Failla)

Según se pudo saber , aquella madrugada, López llevaba un Iphone 6 y otro teléfono marca Huawei (hasta ahora había trascendido que eran dos celulares de Apple). El dato podría simplificar las pericias sobre el contenido de los aparatos. En el caso del Iphone 6, las fuerzas de seguridad locales no tienen la tecnología necesaria para poder acceder a los contenidos. El FBI tuvo que inventir más de 1.500.000 dólares para abrir un aparato de esos, acá no hay presupuesto ni capacidad técnica para eso“, dijo un especialista que trabaja en una fuerza de seguridad. Y agregó: “El Huawei es más fácil de abrir, pero tampoco es seguro que se logre, depende del modelo”.

La tarea igualmente no será sencilla porque los dos celulares tienen clave, confirmó una fuente de la investigación.

Pese a la repercusión de la causa, los aparatos recién llegaron el viernes a Comodoro Py y desde entonces están guardados en la caja fuerte del juzgado de Daniel Rafecas.

José López sale detenido de la comisaría de General Rodríguez.  (Rolando Andrade Stracuzzi)

Mientras tanto, el fiscal Federico Delgado ya obtuvo los registros de las comunicaciones. Esos listados revelan que López no hizo ni recibió llamados entre la medianoche y las 3.16 de la madrugada. A esa hora,recién ingresó un llamado desde una línea que utilizaba su esposa, Amalia Díaz, con quien había discutido durante todo el día previo. El “bache” de tres horas sorprendió a los investigadores.

A las 3:53, el pollero Jesús Ojeda se comunicó con el 911. Minutos después, López quedaba detenido con casi 9 millones de dólares. La fiscal que intervino en el caso, Alejandra Rodriguez, ordenó apagar los celulares y hasta el viernes pasado los tuvo bajo su custodia. Sin embargo, hay llamados en las horas posteriores a su detención de allegados que intentaban confirmar la noticia de su detención.

Ayer había trascendido que el celular de la mujer de López tuvo más de 40 llamados en las horas previas al episodio del convento. Esa linea también estaba a nombre del ex funcionario, pero sólo sirve para saber con quién habló y dónde estuvo su mujer.