El Indio Solari en Olavarría: la fiscal dijo que en el predio habría habido más personas de las que podían ingresar

411

La fiscal que investiga el trágico final del recital del Indio Solari en Olavarría dijo esta mañana que habría habido más personas de las permitidas en el predio La Colmena, donde anoche hubo dos muertos y decenas de heridos durante una avalancha. “Da la sensación de que el lugar tenía una capacidad determinada. Hubo venta de entradas sin límites y gente que entró sin entrada”, señaló Susana Alonso durante una entrevista con TN.

Sobre el show del Indio en el predio de La Colmena, Alonso reconoció que estaba preocupada. La funcionaria judicial evitó confirmar o desmentir que había casi 300.000 personas en el recital cuando empezaron las avalanchas, pero señaló que todo indica que se excedió con creces la capacidad del predio. «Evidentemente no hubo limite en la venta de entradas. Mucha gente entró y no tenía entradas”, aseguró.

En diálogo con TN, la funcionaria dijo que va a «ir a fondo» para determinar quiénes fueron responsables del descontrol en el recital del Indio Solari. «Notifiqué a los productores, estoy trabajando y mi idea es ir a fondo y llegar hasta el final para determinar las responsabilidades por lo ocurrido», aseguró.

Alonso también contó que muchos de los asistentes no recuerdan dónde dejaron el auto o en qué lugar está el ómnibus que los trajo. «Olavarría todavía está bastante complicada».

Debido a la cantidad de personas desaparecidas, habilitaron teléfonos de contactos para los familiares.

El número del Hospital Municipal Héctor M. Cura es 02284-440800 (conmutador) y los internos de la Dirección Médica son 2203/2205. También se creó un grupo de Facebook «Recital del Indio: ¿dónde estás?». En la página se pueden dejar datos sobre el paradero de las persona perdidas.

Las puertas del predio donde se celebró el concierto se abrieron a las 14:30 horas, media hora antes de lo previsto, para facilitar el acceso ante la gran cantidad de entradas vendidas. Medios locales informaron que al concierto asistieron unas 300.000 personas, aunque el lugar solo tenía capacidad para 250.000.

Debido al descontrol, se produjeron situaciones de avalancha que provocaron que el propio cantante llamara la atención desde el escenario. A los treinta minutos de iniciado el show, el cantante pidió al público que se movieran hacia atrás para evitar aplastamientos e incluso hizo alusión a la existencia de personas bajo los efectos del alcohol.