Cada 6 horas nace un bebé con Chagas en el país y lanzan una campaña para evitarlo

224

Un millón y medio de argentinos tienen Chagas. Por año, en el país nacen 1.500 bebés con esta enfermedad. Uno cada 6 horas. Para tratar de reducir ese número, una campaña global busca darle visibilidad al tema.

“Ningún bebé con Chagas” apunta a las mujeres en edad fértil, porque una de las vías de transmisión más importantes de la enfermedad es la vertical o congénita, es decir, cuando una madre se la transmite a su hijo durante el embarazo.

De hecho, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) advirtió en un informe reciente que la transmisión perinatal -durante el embarazo o al momento del parto- se encuentra en crecimiento y que ya representa cerca de 4 de cada 10 casos nuevos. Además, señalaron que sólo se detecta el 30%.

“Esta es una campaña de visibilidad. Creemos que llegó el momento de dar un mensaje masivo, sencillo y claro, a la sociedad. El pedido es que se divulgue, para llegar a los pacientes y médicos. Que esta enfermedad salga a la luz“, dijo a Clarín Silvia Gold, presidente de la fundación Mundo Sano, que impulsó la iniciativa.

Lanzaron un emotivo video que, en sólo un minuto y medio, busca generar impacto. Cuenta la historia de Ana, una beba que iba a heredar el Chagas que tenía su mamá. “Tenía, porque antes de quedar embarazada, decidió hacerse el tratamiento y se curó“, cuenta una voz en off.

Además del spot, la campaña cuenta con el sitio Ningunbebeconchagas.com, donde se puede firmar el compromiso para el año 2030. También invita a compartir en redes con el hashtag #NingúnBebéConChagas.

Se busca que, para el 2030, todos los bebés que nazcan con la enfermedad puedan tratarse y curarse, así como lograr que todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y tratamiento.

“Consideramos que cambió el momento en la historia de la enfermedad de Chagas. Tenemos una mirada optimista, creemos que se avanzó en cosas importantes”, dice Gold. “Hay un escenario en el que el medicamento está disponible y las indicaciones de qué se hace con el paciente son claras”, agrega.

Además del spot, la campaña cuenta con el sitio Ningunbebeconchagas.com, donde se puede firmar el compromiso para el año 2030. También invita a compartir en redes con el hashtag #NingúnBebéConChagas.

Se busca que, para el 2030, todos los bebés que nazcan con la enfermedad puedan tratarse y curarse, así como lograr que todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y tratamiento.

“Consideramos que cambió el momento en la historia de la enfermedad de Chagas. Tenemos una mirada optimista, creemos que se avanzó en cosas importantes”, dice Gold. “Hay un escenario en el que el medicamento está disponible y las indicaciones de qué se hace con el paciente son claras”, agrega.

Cómo se diagnostica

Se puede diagnosticar durante el embarazo. Se hace a través de un estudio de sangre, conocido como “prueba de Chagas”. En Argentina, es obligatorio por ley. “Se realiza, pero no en el 100% de los casos. En hospitales públicos, el cumplimiento es del 70%“, dice Gold, quien agrega que también lo cubren las obras sociales.

“La mayoría de los médicos lo piden, pero a alguno se le puede pasar. Nosotros estamos difundiendo que la mujer embarazada lo reclame. Además, cuando el doctor le lleva el resultado, la mujer tiene que aprender a preguntar: ‘Doctor, ¿me dio positiva la prueba de Chagas? ¿Qué hago después? ¿Me van a tratar?’“, recomienda.

Una enfermedad urbana

El Chagas es una enfermedad producida por el Trypanosoma cruzi, un parásito que transmiten las vinchucas, insectos que se alimentan de sangre.

Las vinchucas habitan principalmente en zonas rurales y periurbanas. Pero las corrientes migratorias han convertido al Chagas en una enfermedad urbana: la mayor parte de los infectados viven en ciudades.

En el mundo, cada año nacen 9.000 bebés infectados año, uno cada hora, y la mayoría no accede al diagnóstico ni al tratamiento.

El Chagas tiene hoy un alcance global con 8 millones de personas, de las cuales 1,2 millones son mujeres en edad fértil.

En Argentina hay aproximadamente 7 millones de personas en riesgo de contraer Chagas, 1,6 millones de infectados y 1.300 bebés nacen cada año con la enfermedad, según datos de OPS/OMS.