Cómo se defendió Shakira ante un juez por la acusación de plagio de “La bicicleta”

187

Este miércoles, Shakira llegó al Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid para demostrar que la canción La bicicleta, compuesta por ella y Carlos Vives, no es un plagio.

La artista colombiana cantó y palmeó el tema ante el juez y defendió que “el estilo no tiene nada que ver” con Yo te quiero tanto, del cubano Liván Castellano Valdés,quien demandó tanto a ella como a Vives.

De acuerdo al diario El País, de España, Shakira respondió dentro del juicio, “con dulzura, pero firme”, cada pregunta del abogado acusador. “Yo no soy psicóloga”, repitió una y otra vez la colombiana.

“Soy una cantante y no sé que pensaría el autor de la otra canción para componerla y decir que La bicicleta es un plagio, pero las dos composiciones no tienen nada que ver. La mía es un vallenato y la suya es una salsa”, agregó la co-autora de La bicicleta, exitosa canción que lleva más de 1.000 millones de visitas en YouTube y más de 300 millones de reproducciones en Spotify, sin contar las decenas de miles de discos físicos vendidos.

Vestida de negro con vaqueros, un saquito informal, remera blanca y unas botas con plataforma, Shakira se esforzó en explicar que ella compuso la canción con su amigo y compatriota Vives pensando siempre en su “querida Colombia” y bajo los ritmos originales de allí. “Mi canción no tiene nada que ver con Cuba sino con Barranquilla”.

Y agregó: “El estilo no tiene nada que ver. Yo no sé si el demandante quería hacer un vallenato, pero no le sale. Es como si un niño quiere coger el balón con las manos y no sabe hacerlo. La otra canción es una salsa y lo saben aquí y en la China. Lo nuestro es un vallenato”.

Asimismo, de acuerdo al medio español, dentro del Juzgado madrileño Shakira también se puso a cantar -y a palmear a la vez- su cuestionada canción, sin pronunciar “con mucha dicción la letra” pero con suficiente seguridad como para que al juez le aparezca una sonrisa en su cara. “Nunca he sido condenada por plagio. En 30 años de carrera y desde los ocho años que empecé a cantar en mi casa de Colombia, jamás he sido condenada”.

De inmediato, el abogado demandante le recordó el caso en el que un juez federal de Nueva York consideró en 2014 que su canción Loca era un plagio de un tema del dominicano Ramón Arias Vázquez, “pero ella, casi con ganas de volver a dar palmas”, según El País, le respondió que, un año después, otro tribunal de Estados Unidos le dio la vuelta al caso al establecer que Arias Vázquez había mentido durante el proceso, al que tachó directamente de “fraude”.

“Quedó archivada”, sentenció la colombiana con un claro enojo.

Poco después, la autora de hits como Estoy aquí, Ojos así, Que me quedes tú e Inevitable, entre otros, abandonó la sala con tranquilidad, con una botella de agua cargada y saludando a todos sus fans que la esperaban.

La demanda por plagio hacia Shakira y Vives fue realizada por el compositor y productor cubano Liván Rafael Castellano Valdés, quien asegura que el hit La bicicleta, editado el 27 de mayo de 2016, copia fragmentos de su tema Yo te quiero tanto, de 1997.

El cantante cubano argumenta en su demanda -que anunció a finales de 2016 y a la cual un juzgado madrileño le dio cauce en febrero de 2017-, que le había enviado a Vives, a través de Sony ATV, “una muestra” de su tema para que la cantara, pero que el colombiano decidió reproducir “un fragmento” de la misma sin su autorización.

El fragmento en cuestión forma parte del estribillo del tema, en el que los colombianos cantan “que te sueño y te quiero tanto“, y en el de Liván se escucha “yo te quiero, yo te quiero tanto“.