Gran reclamo a Ospia por no enviar los insumos para la bomba de insulina de un niño de 12 años

177

Antonella Calabró es una mujer sanrafaelina que impulsó en 2013 el proyecto modificatorio 23.753 de la Ley Nacional de Diabetes, y fue escuchada por Ernesto Sanz, senador nacional por aquel entonces, quien presentó el proyecto en la cámara nacional.

Entre sus ítems más destacados, se estableció que la cobertura de los medicamentos y reactivos de diagnóstico para autocontrol sean del 100% y en las cantidades necesarias según prescripción médica, que el Ministerio de Salud determine normas de provisión de fármacos e insumos (hipoglucemiantes, lapiceras para insulina, bombas de infusión, digitopunzores, etcétera) y que éstas (algo sumamente importante) sean actualizadas cada dos años para incorporar los avances en la materia.

La modernización de la ley apuntó a un abordaje más integral de la enfermedad. Más allá de la cuestión médica sanitaria, lo que se planteó fue   una cobertura social, laboral y educativa de los pacientes con diabetes.

El proyecto establece, además, que el Estado debe llevar el control estadístico y prestará colaboración científica y técnica a las autoridades sanitarias de todo el país, a fin de coordinar la planificación de acciones.

La provincia de Mendoza sigue sin acatar la Ley Nacional, razón por la cual, muchos de los pacientes no reciben la cobertura como corresponde.

Calabró hoy escribió un posteo muy triste en su red social Facebook, la mutual Ospia desde hace dos meses no proveé los insumos para la bomba de insulina que utiliza su hijo Valentino de 12 años.

Llamado a la solidaridad o a la responsabilidad? Hace dos meses fue la última vez que #Ospia nos mandó los insumos para la bomba de insulina de Valentino.

Si no nos entregan esta semana lo tenemos que desconectar en unos días.

“Y eso que tenemos una ley, y eso que presenté notas, y eso que presenté todos los papeles, de nuevo y por sexta vez, a principio de año.”…. en fin.

Saben lo que significa desconectarlo? Que ya no tendrá forma de administrarse insulina que no sea volviendo a un sistema de múltiple inyección (9 veces al día con dos tipos de insulinas) que por su condición no sólo va a deteriorar su salud sino que toda su calidad de vida.

Valentino tiene 12 años y tiene diabetes desde los 6. Va a la Enet, hace rugby y es Scout. Cuenta minuciosamente cada carbohidrato que ingiere para poder hacer todas las cosas que le gustan y cumplir sus sueños. Valentino tiene hipoglucemias que afectan su vida y que controla con la bomba de insulina… sin la bomba todo eso se complica… más.

Nunca me atrasé con un pago, con un papel, con un control… nada. Pero la obra social le niega la salud a Valentino.

Desde Ospia San Rafael presentan todo…. pero Ospia Central no autoriza, no paga, no envía lo que mi hijo necesita para vivir…

Ospia, nosotros no tenemos opción, la diabetes no nos espera. (SIC). 

Como el caso de Valentino, existen muchos en toda la provincia y el país, y los más triste es que la diabetes no espera, como lo plantea Antonella en su reclamo desesperado.