Luna prófugo y además tenía prohibición de acercamiento con la menor internada por presunto abuso sexual

241

El domingo 21 pasada las dos de la madrugada ocurrió un siniestro que dejó como saldo una nena de 10 años internada en Unidad de Terapia Intensiva y su hermano de ocho años también hospitalizado.

El siniestro ocurrió frente a la plaza de El Tropezón, en Ruta 143, cuando la conductora perdió el dominio del auto y volcó quedando frente a la plaza.

El test de alcoholemia dio positivo tanto para la conductora como para quien iba como acompañante y es su actual pareja. La mujer, resultó con 1.7 gramos de alcohol en sangre, más de tres veces de lo permitido por la ley; y 1.4 para su acompañante.

La mujer de  39 años, trabaja en Rentas de la Municipalidad, propietaria del  auto marca Citroën C3 acompañada por Guillermo Alejandro Luna (41) y los hijos de ella, quedando la niña  debajo del auto luego del vuelco y está actualmente con pronóstico reservado. Luna se encuentra prófugo, cabe destacar que se encuentra con prisión en suspenso y no posee carnet de conducir. Se presume que el que vendría manejando sería él, por eso escapó, es muy fácil realizar pericias que determinen el lado del cinturón de seguridad que quedó marcado en Luna.

Guillermo Alejandro Luna, posee “dos causas pendientes”, en la  que estuvo con pulsera magnética. Una de las causas es por abuso sexual agravado por el vínculo.

Familiares paternos de los niños accidentados, dialogaron  con información Ciudadana, relatando   que desde hace tres años, que falleció el padre de los niños, los menores habrían sido descuidados por su progenitora. Desde la institución que asisten a estudiar, les comunicaron  que la niña habría contado que Luna la tocaba, y le daba besos con lengua, ante tremenda atrocidad, los familiares hicieron la denuncia correspondiente y la cámara Gesell arrojó resultados positivos. Le pusieron una prohibición de acercamiento al presunto abusador, pero continúo en libertad. La madre de los menores se habría comprometido a través de la justicia a cortar la relación con Luna, y esto no sucedió jamás. Aún con prohibición de acercamiento, los niños venían en el mismo auto que Luna.

La madre de los niños y sus familiares no permitirían que los familiares paternos visiten libremente a los niños. Los agrederían, y amenazarían en forma constante.

Los familiares de los niños aducen que las investigaciones no prosperarían debido a que la madre de los niños es la cuñada de la Diputada Liliana Paponet.

Lo cierto es que la causa por abuso está en manos del Fiscal Sidotti, y Luna se encuentra libre y sin cumplir la prohibición de acercamiento. ¿Qué más debe pasarle a los niños para que la justicia actúe y otorgue la tenencia a sus abuelos paternos?… después se llenan páginas y páginas en los diarios cuando mueren menores abusados o víctimas de semejante lacra social. Desde nuestro medio, hacemos una llamada a la justicia, para que alguien actué de oficio, sin más no sea. Y a los que lo dejaron libre serán responsables de la salud de los pequeños. ¿Tiene que pasar algo más para que los derechos de los niños no se sigan vulnerando?. Es penosa la justicia local y los contactos políticos.