El precandidato Luciano Romero maltrató a autoridades de mesa en el Polivalente

304

El domingo pasado, mientras se llevaban adelante las elecciones PASO, el precandidato a Diputado Provincial Luciano Romero (lista 300 C), se metió sin permiso al cuarto oscuro de la mesa 3557 del Centro Polivalente de Arte, y atacó verbalmente a la presidente de mesa Verónica Andrada (preceptora). La presidente le objetó por qué entraba de esa manera y el precandidato de manera soberbia comenzó a cambiar el orden de las boletas que se encontraban correctamente ubicadas por número y Frente. Profirió gritos, trató de inepta a la presidente como si no supiera como debía proceder. Inmediatamente ante esta clara violencia de género verbal, los fiscales que representaban al Frente Elegí Mendoza, llamaron a la policía. La presidente de mesa le dejó bien claro a Romero que era un irrespetuoso, que le faltaban valores. Luego del mal rato, Romero se retiró con la cabeza baja. Por suerte no ganó su lista porque con estas formas de tratar a la gente no habría sido un buen político. Esperamos Romero que se acerque por la escuela donde trabaja la señora Andrada y pida las disculpas correspondientes del caso. El domingo usted fue noticia y no por precandidato, sino por mal aprendido. Desde este medio repudiamos su accionar.

En la escuela Siria, habría actuado de la misma manera.