El médico Javier Hernández, alcoholizado al volante fue al autor de un accidente

704

La seguidilla de muertes por atropellos, los dosajes positivos en la mayoría de los conductores responsables, las imputaciones, arrestos y pedidos de justicia coparon las calles, medios de comunicación y redes sociales con la solicitud de una ley de “tolerancia cero”, en toda la provincia de Mendoza. La mayoría de los medios de comunicación teniendo en cuenta los festejos del día del amigo, han realizado campañas preventivas, para lograr que la sociedad sea responsable a la hora de manejar y asigne en su grupo de salida a un conductor responsable, es decir alguien que no tome alcohol en la salida.

En la madrugada del domingo, en el semáforo de Dean Funes y Sarmiento se encontraban dos autos a la espera de la luz verde de paso, cuando fueron interceptados por una camioneta blanca, S 10, que habría sido conducida por el traumatólogo Javier Hernández, cuyo test de alcoholemia le habría dado 0.98 de alcohol en sangre. Su velocímetro se detuvo a 120 km por hora. Los autos que irresponsablemente colisionó, sus conductores asignados, el test les dio 0.

Llama la atención que Hernández, una persona que estudió primero medicina general y luego su especialización en traumatología, desconozca lo que causa el alcohol a la hora de manejar. El profesional debe saber perfectamente como le quedan los huesos a la gente cuando choca.

Ese egoísmo de tomar alcohol y manejar, siendo egoísta con su vida misma y la de los demás se tiene que terminar, endureciendo las leyes, esto pudo ser una terrible tragedia, que anoche terminó solo con lesionados afortunadamente.

Desde nuestro medio repudiamos el accionar de Hernández, con esta nota de opinión, y le pedimos que vuelva a leer la bibliografía de su carrera, para que no olvide el efecto que produce el alcohol a la hora de manejar, y de cómo se atrofian los huesos cuando se producen los accidentes. Los autos que usted destruyó anoche en dos minutos, son fruto de mucho trabajo, y ya ve, los conductores no habían ingerido alcohol. Esperamos justicia. Que su festejo doctor, no termine con la vida de nadie, usted juró para salvar vidas, no para manejar borracho su camioneta moderna.

Fotos: Curiosos del Poder