Otro papelón en el radicalismo sanrafaelino

243

El radicalismo sanrafaelino, no deja de ser objeto de risa para los justicialistas. Desde hace unos meses se viene llevando adelante una discusión por quien debe ser la persona que ocupe el cargo que dejara vacante por jubilarse la señora Silvia Raguso, como subsecretaria del HCD. Cabe destacar que Raguso, renunció a su cargo con motivo de jubilarse. Su renuncia fue un tanto extraña, ya que no le impedía seguir en el mismo hasta jubilarse, dejó mucha tela para cortar su proceder.

Al principio desde la presidencia del partido radical propusieron a Cecilia Cannizo, quien realiza prensa para el gobierno de Mendoza, desde la ciudad de San Rafael. Cargo que antes no existía, y fue un invento creado en el sur y lo único que realizaría sería mandar correos a los periodistas avisando las visitas del gobernador o algunos de sus ministros, sería como un puesto bastante innecesario. Como no fue aceptada luego la propusieron como candidata a senadora provincial, motivo de enojo y discusiones dentro del partido, porque Cannizzo, no estaría a la altura de las circunstancias para ninguna de las dos opciones que se la propuso.

Cecilia Cannizzo

Seguidamente, desde la página del Comité Radical San Rafael, Mariano Fortini hizo público su descontento publicando un agravio para el concejal Gustavo Correas, al parecer le habían ofrecido la subsecretaria a él y luego no se habría concretado. Al ser administrador de la página, Fortini fue muy lapidario con su comentario. La única persona que se ha atrevido a decir las cosas como son, a un sector pequeño del radicalismo, que egoístamente tratarían de manipular al partido a su gusto y parecer.

Esta semana, Juan Pablo Eraso, presidente del partido radical local y Ernesto Llorente, uno de los asesores políticos del Dr Abel Freidemberg nuevamente habrían querido imponer otra candidata para regalarle el cargo, se trataría de Agustina Georgión, quien fuera candidata a concejal suplente en la lista de Abel. Los peronistas se ríen de las decisiones arbitrarias que tomaría un sector determinado del radicalismo, con el que el resto de los militantes no estaría de acuerdo. Según trascendió Georgión jamás habría militado en el partido, ni tampoco estaría afiliada al mismo. Una vez más el amiguismo, de la mano de Eraso,  y Llorente que querrían salirse con la suya.

Agustina Georgion

Lo raro es que el presidente del radicalismo y su círculo, no le toman el parecer a los concejales, ni a legisladores, ni siquiera a funcionarios. Solo intentan dejar bien ubicados a sus amigos de  la vida, aunque nunca hayan repartido ni siquiera una boleta radical.

La mayoría coincide, que el merecedor del cargo, es sin duda Mariano Fortini, una persona que lleva mucho tiempo trabajando y militando en la UCR.

¿Cambiará el comportamiento de Juan Pablo Eraso y sus allegados?, y si no cambian el radicalismo seguirá sin poder ganar en San Rafael, y dividido, por soberbia y egoísmo.