Condenaron al ladrón de la joyería y se pide la colaboración de la población para reconocer joyas que han sido robadas a particulares

64

El día 02 de noviembre al mediodía, tres sujetos armados ingresaron a una joyería ubicada en el microcentro de la ciudad de San Rafael. Luego de golpear salvajemente al propietario y a su hija, se apoderaron de una gran cantidad de joyas de oro y relojes, entre otros elementos.

La huída de los autores fue presenciada por el policía de civil Horcajada, quien sin dudarlo se dio en su persecución a pie, logrando la aprehensión de Francisco Zamora, quien hacía no mas de diez días había salido del complejo Almafuerte tras purgar una condena. En su poder tenía los relojes sustraídos en la joyería.

Mientras sus cómplices se fugaron a bordo de un vehículo marca VW modelo Voyage color gris.

El 03 de noviembre se secuestró el vehículo antes referido, abandonado y sin patentes, en los Corralitos, Guaymallén. Se practicaron allanamientos en el domicilio de su titular registral, el cual a la fecha continúa con pedido de detención y captura nacional, y prohibición de salida del país.

El día 04 de noviembre personal de la División Robos y Hurtos de la Ciudad de Mendoza procedió al registro de un local comercial de la Galería Tonsa de la ciudad de Mendoza, así como de un domicilio de Guaymallén (donde se secuestraron dos armas de grueso calibre), ya que se estaba tras la pista de la comercialización del oro robado. Fue así que se detuvo a un colectivo en el control policial de Desaguadero, y se secuestraron joyas por un total de 752 gramos de oro en poder de dos sujetos que fueron acusados del delito de encubrimiento.

El día 6 de noviembre se condenó en juicio de flagrancia a Francisco Zamora a la pena de ocho años y ocho meses de prisión en efectivo y segunda declaración de reincidencia por los delitos de robo agravado por ser en lugares poblados y en banda y por el uso de arma en concurso ideal.

El día 14 de noviembre la víctima reconoció, entre los 752 gramos de oro secuestrado, la totalidad de las joyas a él sustraídas por un peso de 318 gramos, permaneciendo el remanente secuestrado a disposición de la Segunda Fiscalía de la UFI Departamental de San Rafael, en una caja de seguridad bancaria.

Atento a que algunas de esas joyas tienen inscripciones y características que permitirían a sus propietarios identificarlas, y que fueron encontradas junto con otras joyas robadas en un contexto que lleva a presumir que se intentaba retirarlas de la provincia a fin de comercializarlas, es que se solicita la colaboración de los medios de prensa para invitar a las víctimas de robos de joyas de oro, hechos ocurridos en los últimos meses y principalmente en la zona de gran Mendoza, a concurrir a la División Robos y Hurtos a cargo del subcomisario Gomez, ubicada en el Palacio Policial de calles Belgrano y Virgen del Carmen de Cuyo, de lunes a viernes en horario de mañana, a fin de que se proceda a la exhibición de las fotografías de las joyas que interesa determinar su origen.

Es de destacar que la medida es de suma importancia, ya que no sólo permitiría devolver a sus propietarios bienes sustraídos, sino que también incorporaría prueba que permitiría avanzar en la investigación de otros hechos delictivos.