San Rafael: Emir fue reelecto y la Ciudad se le vino abajo, los vecinos se quejan

111

El objetivo central de los gobiernos autoritarios que han destrozado las democracias de sus países en América Latina, es la permanencia indefinida en el poder y el ejercicio del poder total.

Se puede apreciar en  Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, Estados todos que han sufrido la sustitución de sus constituciones políticas por simples reglamentos dictados por el modelo cubano-venezolano.

El propósito político principal de las sustituciones constitucionales en estos países ha sido el permitirse la perpetuación en el poder por medio de elecciones cada vez menos transparentes, que les dan la posibilidad de presentarse ante el mundo como democracias, cuando en realidad ya no queda nada de los fundamentos esenciales de este régimen.

La Argentina no fue la excepción cuando los K decidieron instalarse, y perpetuarse como también lo hicieron los Félix en San Rafael.

“El poder es un vicio. Quien lo tiene y lo ejerce procura encontrar los medios, muchas veces sin pudor alguno, para conservarlo.  Los partidos, pierden su identidad, que es su razón de ser, y ceden ante el embate de quienes quieren seguir empoderados o pretenden empoderarse. Ante la ambición, la ideología se vuelve secundaria y deja de ser el faro que ilumina un camino determinado. Se pierde, además, el concepto de la geometría política. Deja de ser importante si se es de izquierda, de centro o de derecha. Lo que importa es el poder y mejor si se perpetúa” aseveraba un viejo político.

En la gestión de los Félix siempre han girado los mismos nombres para ocupar cargos directivos en las distintas áreas municipales. Personas que en su gran mayoría no habrían realizado una buena gestión y aún siguen ocupando cargos de funcionarios. La nueva gestión comenzó con varios reclamos, uno de ellos fue el aumento desmedido de las tasas municipales que fue de un 40%, cuando la provincia las congeló por 180 días.

Seguidamente vino el reclamo de los bailarines de Vendimia, por que reciben un pago de $5000 por ensayar un mes seguido y actuar en el acto central y la repetición. Posteriormente fueron los profesores de los talleres de Cultura que reclamaron por haber sido dados de baja en sus puestos. Diego Rodriguez Caligaris ha sido el director que más denuncias y reclamos ha tenido y continúa en su cargo. Estuvo involucrado en denuncias de robos de columnas que pertenecen a la Dirección de Cultura, que terminaron en el lote de su secretario privado y amigo personal Leandro Della Coste, con fotos y todos que confirmaban el robo, el director continúo en su cargo y el sumario fue guardado en un cajón por órdenes del  Secretario de Gobierno.

El Secretario de Gobierno, también recibió denuncias y quejas por su accionar, el último fue permitir a los dueños de Playbar abrir sin habilitación municipal, negocio al que los inspectores municipales multaron dos días seguidos y aún continúa abierto infringiendo la ordenanza municipal. “Gustavo Perret nos autorizó abrir sin habilitación” habría exclamado el dueño del local que abrió en forma clandestina.

Y así continúan los reclamos, ayer los vecinos comenzaron a manifestarse que en distintos puntos del departamento, los recolectores de residuos no habían pasado, con las altas temperaturas, cercanas a los 40 grados, la basura se podría y había mal olor por toda la ciudad y varios distritos.

Por otro lado, la Municipalidad de San Rafael, sería la comuna que tiene los sueldos más bajos de la provincia. recién en marzo se abrirían las paritarias, desde noviembre 2018. Lo que es irrisorio, por el costo de la canasta familiar y la inflación que ha sufrido el país entero.

Los vecinos aseguran, en gran mayoría que Félix debería haber cambiado a todos los directores municipales, nombrar a gente idónea en los cargos, dejar de lado la dedocracia. Otros sostienen que ganaron y se pusieron a dormir, que los vecinos le importaban solo para recolectar votos.

Y así, se ven locales sin habilitación, los turistas se quejan por los precios, por la mala atención, la Ciudad y distritos están cada vez más sucios y el olor a podrido descompone.

En conclusión, los políticos que se perpetúan en el gobierno, terminan  así, sin nada innovador, cansados y sin escuchar a los vecinos que son los que aportan a la comuna.

¿Este será el fin de la política Felixiana?. Se vive un verano 2020 diferente, y no es de emociones, sino de olor a podrido y de funcionarios sin responsabilidad para ocupar sus cargos. La víctima es la gente, que debe padecer el abandono de sus representantes, aún pagando tasas 40 por ciento más caras que el año anterior.