Gran caravanazo docente en San Rafael en rechazo a la reforma de la Ley de Educación en tiempo de pandemia

440
Los docentes se movilizaron  a las 19 hs, en un caravanazo, respetando la terminación de DNI y el distanciamiento social. Mañana se repetirá para las otras terminaciones de DNI pero será desde las 16.30 hs.
En San Rafael, la caravana partió desde la Rotonda César Robles, desde las 18.30 hs, se vió a los docentes con sus autos con banderas y carteles en rechazo a la la reforma de la Ley Provincial de Educación en tiempo de pandemia.
¿Por qué se rechaza la ley?
– Porque se plantea en contexto de pandemia, lo que dificulta un tratamiento colectivo y reflexivo del mismo.
– Porque no ofrece respuestas a las necesidades educativas reales de la provincia.
– Porque le arroga al director general de escuelas el poder de modificar en forma inconsulta del Estatuto Docente.
– Porque minimiza el deber del Estado de garantizar el presupuesto educativo, sueldos en blanco y remunerativos, consensuados en paritarias, que garanticen el mínimo vital y móvil.
– Porque minimiza el deber del Estado de garantizar infraestructura, higiene y seguridad.
– Porque abre el camino al autofinanciamiento educativo.
– Porque desconoce al estudiante como sujeto activo, con responsabilidad en su propio proceso de aprendizaje.
– Porque asocia de manera exclusiva el aprendizaje de los alumnos al desempeño docente, estableciendo criterios de eficacia para la evaluación de estos últimos.
– Porque establece criterios de “compromiso” y “logro” en la carrera profesional docente, en lugar de criterios académicos y apartidarios.
– Porque abre el camino a la censura en el uso de redes sociales y medios virtuales de los docentes y alienta la denuncia entre pares, desconociendo su derecho a la libre expresión y a la privacidad.
– Porque no reconoce fines educativos relativos a la educación artística, las ciencias sociales la salud física y la salud psicológica.
– Porque amplía el derecho a la educación y las herramientas disponibles, pero no prevé la creación de cargos ni el pago de horas cátedra para gestionar dichas herramientas.
– Porque desconoce el derecho de autor de los docentes sobre sus propios materiales educativos.
– Porque “impulsa” una educación digital, con mejora del equipamiento y la conectividad, pero no la “garantiza”, lo que da lugar al financiamiento particular por parte de los miembros de la comunidad educativa: licencias, acceso a Internet, dispositivos, etc. aumentando las brechas educativas por factores socioeconómicos.
– Porque invisibiliza a actores de la comunidad educativa indispensables, como preceptores y miembro del servicio de orientación.
– Porque invisibiliza a las Juntas.
– Porque restringe el derecho de los estudiantes a participar de proyectos educativos.
– Porque contiene enunciados ambiguos, que favorecen la aparición de vacíos legales.
– Porque la redacción es ambigua en cuanto al alcance de la normativa vigente.
– Porque propone la evaluación externa, la cual persigue fines y tiene en cuenta variables ajenos a la educación local, lo que resulta en la distorsión de los datos relevados.
– Se presenta en un contexto de precarización laboral: sin emisión de bonos, sin realización de concursos, etc.