El Gobierno le propuso al Reino Unido fabricar en la Argentina la totalidad de la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el coronavirus

223

Carla Vizzotti y Cecilia Nicolini encabezaron este lunes una serie de reuniones destinadas a acelerar la llegada de vacunas contra el coronavirus a la Argentina pero también para comenzar negociaciones para fabricarlas en el país.

Según confirmaron  en Casa Rosada, la ministra de Salud y la asesora presidencial encabezaron un cónclave esta tarde con el embajador británico, Mark Kent, para destrabar el envío de vacunas de Oxford-AstraZeneca y proponer que la Argentina fabrique la totalidad de la vacuna de ese laboratorio.

Las funcionarias le comunicaron a Kent que la Argentina ya fabrica el principio activo de la inyección y le garantizaron que el país cuenta con la tecnología suficiente para fabricar la vacuna completa. Kent aún no dio una respuesta concreta pero se comprometió a seguir las conversaciones. Ahora el diálogo será de Estado a Estado.

Durante la reunión las funcionarias dejaron en claro que Argentina está cumpliendo en tiempo y forma con la fabricación del principio activo, y que está preparada para tener más responsabilidades en la cadena de producción.

El proceso de producción de la vacuna de Oxford-AztraZeneca comienza en la Argentina a través del hub biotecnológico mAbxience (Grupo Insud), mientras que en México, el laboratorio Liomont tenía que encargar de completar el proceso de estabilización, fabricación y envasado del medicamento.

Sin embargo, desde México debieron enviarlas al laboratorio Albany Molecular Research, ubicado en Albuquerque, Estados Unidos, porque no habían podido acceder al filtro de vidrio microparticulado que se usa para filtrar, fraccionar y envasar el principio activo que le envían desde Argentina.

Debían importar ese filtro desde Estados Unidos, pero el ex presidente Donald Trump bloqueó la exportación de productos médicos amparándose en la emergencia sanitaria generada por el coronavirus. Desde ese momento, todas las gestiones comenzaron a complicarse.

El objetivo del Gobierno es producir en el país todas las vacunas que está utilizando. Con la reunión de hoy se completa una serie de encuentros destinados a lograr un acercamiento entre el Estado argentino y el productor de la vacuna, con el fin de llegar a un acuerdo para producir las vacunas en el país.

La semana pasada se conoció que el laboratorio Richmond fabricó y envió un lote de 21.000 dosis de Sptunik V a Moscú para obtener la aprobación rusa e iniciar en junio la producción masiva en una de sus plantas ubicadas en Buenos Aires.

Este lunes por la mañana Vizzotti y Nicolini mantuvieron dos encuentros virtuales con autoridades y empresarios de China e Israel, con el objetivo de iniciar formalmente las conversaciones sobre la posible participación de la Argentina en la fase de investigación y en la cadena de producción de la vacuna.

El primer encuentro reunió de manera virtual a las funcionarias con el embajador chino en Argentina, Zou Xiaoli; su par argentino en China, Sabino Vaca Narvaja; directivos de Sinopharm tanto de China como Argentina, y representantes de Sinergium Biotech.

En la segunda reunión estuvieron en contacto con el embajador argentino en Israel, Sergio Uribarri, y con el equipo de Hadassah Internacional, liderado por el médico argentino Jorge Diner, junto a integrantes del Ministerio de Salud argentino y la ANMAT, para dar inicio al trabajo de cooperación e intercambio de experiencias en prevención y lucha contra el coronavirus, investigación y desarrollo de vacunas y fármacos, gestión epidemiológica, asistencia de pacientes y campaña de vacunación.