NI PROBATION NI SOLUCIONES ALTERNATIVAS PARA LA VIOLENCIA DE GENERO

173 views 1 Comment
F6A

Desde hace unos años que se ha venido discutiendo en la doctrina y en la jurisprudencia penal, si ante casos de imputaciones penales por hechos de violencia de genero, era posible otorgar la suspensión del juicio a prueba u otras medidas alternativas como la solución del conflicto,- previstas por la ley procesal- con el fin  de evitar que ser realice el juicio de culpabilidad y se dicte sentencia en la causa.-

De hecho han existido fallos concediendo la suspensión del juicio a prueba y otros rechazando la suspensión del juicio a prueba ante imputaciones por violencia de género.-

En favor del otorgamiento de la suspensión del juicio a prueba de un imputado por delitos de violencia de genero se ha invocado el art. 16 de la Constitución Nacional, que resguarda el principio de igualdad como así también el propio art. 76 bis del Código Penal, que prevé en que casos puede otorgarse la suspensión del juicio a prueba cuando lo solicite la defensa del imputado, y también se ha esgrimido en favor del otorgamiento de la probation, las finalidades de la pena, el principio de restringir las penas de cumplimiento efectivo en los casos en que se pueda lograr la “resosacializacion” del imputado con medidas alternativas a la privación de libertad.-

En contra de todos estos argumentos, y con el sentido de negar la posibilidad del otorgamiento de la suspensión de juicio a prueba al imputado en casos de violencia de género, se han invocado sobre todo los Pactos Internacionales suscríptos por la República Argentina, y que tienen rango supraconstitucional a partir de la reforma constitucional de 1994, y que fueron incorporados a la Constitución a través del inc. 22 del art. 75.

Entre los Pactos incorporados y vinculados al presente tema se destaca la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, y la firma por el Estado Argentino de la Convención de Belem do Pará, que en su art. 7° inc. f, establece que los estados partes tienen la necesidad de organizar en su derecho interno, un procedimiento legal, justo y eficaz para la mujer, que incluya un juicio oportuno.

Se entiende por “juicio” la etapa del proceso en que se define la culpabilidad o la inocencia del imputado; por lo que si en la Convención de Belem do Pará el Estado SE OBLIGO A QUE EN LOS CASOS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER DEBE EXISTIR UN JUICIO, es evidente que se excluye la suspensión del juicio a prueba como beneficio a solicitar por el imputado.-

Así lo ha determinado la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el fallo dictado en fecha 23/4/13, en el caso “GONGORA GABRIEL ARNALDO S/ CAUSA N° 14.092”, g.61.XLVIII.

En conclusión, en los casos de violencia de género NO CORRESPONDE EL OTORGAMIENTO DEL BENEFICIO  DE LA SUSPENSION DEL JUICIO A PRUEBA O PROBATION, NI LA APLICACION DE NINGUN INSTITUTO QUE EVITE SE DICTE UNA SENTENCIA DE CULPABILIDAD O INOCENCIA, Y SI EL IMPUTADO RESULTA CULPABLE DEBE CUMPLIR CON LA PENA QUE LE APLIQUE EL TRIBUNAL.

Este fallo debe ser invocado por los abogados querellantes en los casos de violencia de genero, para impedir que el imputado pueda evadir el juicio de culpabilidad y dejar un caso de violencia de genero sin sentencia.

 

columnista

 

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here