Asume el nuevo decano de la UTN y analiza auditoría por irregularidades

75 views Leave a comment
utn_1052286-240

El cambio de autoridades en la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Mendoza no será tranquilo. Mañana a las 20.30, el nuevo decano, José Balacco, y su equipo, tomarán las riendas de la UTN mendocina, luego de terminar con30 años de gestión radical, de los cuales la mitad tuvieron la impronta del ex decano, ex gobernador y ex vicepresidente de la Nación Julio Cobos. Según informaron cercanos colaboradores del nuevo decano, en los últimos días han ido pidiendo información “que no era pública cuando debería haberlo sido siempre”, a la gestión saliente, encabezada por el cobista Eduardo Balash. Y que en los datos que tienen en sus manos al menos hay cuestiones llamativas que rozan lo irregular. “Por ejemplo, sabemos de al menos 70 resoluciones del Decanato en blanco, es decir, con número y fecha asignados pero sin asunto ni orden ni nada”, detalló el ingeniero Luis Álvarez, futuro secretario de Extensión Universitaria de la UTN Regional Mendoza. No obstante, uno de los más cercanos colaboradores de Balacco indicó: “Recién después de asumir vamos a analizar toda la información que nos están dando para saber los pasos a seguir”, detalló, con relación a varias cuestiones que la gestión saliente “no hizo públicas”. INFORMACIÓN. Por el momento, y desde que ganó la elección Balacco –autodefinido como independiente, con lazos con el peronismo y mentor de una alianza de varios sectores políticos que se impusieron al radicalismo–, a principios de noviembre por 45 votos contra 36, “sólo estamos recibiendo información, como estados contables, libros de personal, situación legal de la facultad, entre otras cuestiones formales”. En esa línea, Álvarez detalló que la gestión entrante está empapándose de la situación de la casa de estudios en lo referido a los fondos disponibles, a las deudas que deberán afrontar y al estado bancario en general de la UTN FR Mendoza. Respecto del personal, Álvarez indicó: “No queremos cortar cabezas ni empezar una caza de brujas”, aunque destacó que hay cuestiones que deben resolver, como personas con una cantidad de horas por semana “que se pueden cumplir en un mes”. Esas son las situaciones en las que está trabajando el equipo de Balacco por estos días. Y el reloj corre, porque el 31 de diciembre, la UTN entrará en receso hasta febrero, “como si se tratara de la feria judicial”, graficó el futuro secretario de Extensión Universitaria. Por eso, desde que asuma el nuevo equipo, mañana, viernes, “apenas tendremos unos pocos días para tener el personal a disposición para trabajar, y luego, durante enero, trabajaremos los miembros de la nueva conducción en lo que podamos, por eso, en estos días hemos estado pidiendo toda la información posible a la conducción saliente”. Otra de las cuestiones descubiertas hasta ahora tiene que ver con el personal. “Queremos saber dónde trabajan todos lo que están en las nóminas de personal, qué hacen, cuánto cobran, porque hemos detectado unos 30 nombres más del plantel estable”, detalló Álvarez. PEDIR AYUDA. Respecto de la posibilidad de encargar una auditoría externa de la administración de la Facultad una vez que la nueva conducción se haga cargo, tanto Álvarez como el nuevo decano, Balacco, indicaron que se “analizará” en caso de ser necesario. “Antes, queremos contar con toda la información oficial, que la tendremos una vez que nos hagamos cargo”, afirmó el ingeniero designado a cargo de Extensión Universitaria. Y destacó: “Si nos vemos superados, porque somos ingenieros, no tenemos conocimientos contables”, se pedirá ayuda para conocer el real estado de la casa de estudios. BATACAZO. Cuando a principios de noviembre se conoció la noticia de que había perdido el radicalismo en la UNT Regional Mendoza, llamó la atención del ambiente político y académico. Es que José Balacco, encabezando una lista de unidad, con referentes de diversos sectores políticos, preponderantemente peronistas y kirchneristas, terminó nada menos que con 30 años de gestiones radicales, y cobistas particularmente, desde que Julio Cobos fue electo decano a mediados de los 90. Tras ser funcionario de la Municipalidad de Capital, desde la casa de altos estudios, el ex vicepresidente construyó una carrera política meteórica que lo llevó al Ministerio de Obras con Roberto Iglesias, luego a la Gobernación, avalado por su ex jefe y, posteriormente, tras pasarse a las filas de la Concertación que impulsaba Néstor Kirchner, fue el designado para acompañar en la fórmula presidencial a Cristina Kirchner en el 2007. Por esto, el ingeniero fue expulsado “de por vida” de la UCR. La historia terminó, como es sabido, con su voto negativo durante la crisis del campo del 2008 y la vuelta al radicalismo. Uno de los reductos cobistas más duros de los últimos años fue justamente la UTN Regional Mendoza, en manos de Eduardo Balash. De ahí elimpacto político y mediático que implica que Balacco haya podido doblegar a los hombres de Cobos al mando de su querida universidad.

 

FUENTE: EL SOL ON LINE

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here