La Cámara Argentina de la Construcción advierte que peligran unos 17 mil puestos de trabajo

222 views 1 Comment
porreta2_3524832-240

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Fernando Porretta, está buscando consenso político para la creación urgente de un fideicomiso de obra pública que, a su juicio, no sólo serviría para mejorar los magros resultados del Gobierno en ese orden.

El temor concreto de Porretta es la pérdida de puestos de trabajo en su sector que hoy solamente están sostenidos por los planes oficiales de vivienda. Advierte que son unos 17.000 puestos en total los que están en riesgo. “Si hoy se caen el IPV y Procrear, nosotros tenemos toda esa gente en la calle”, suelta con crudeza el presidente de la constructora CEOSA.

Porretta separa, de todos modos, la propuesta de endeudamiento de la CAC y la que ha hecho el Gobierno en el presupuesto 2014 para el pago de deudas. “No aceptamos que el endeudamiento sea para pagar deuda contraída”, aclara.

¿Va a seguir reuniéndose con los partidos por el endeudamiento?

Nosotros desde la Cámara de la Construcción tenemos claro que está bien endeudarse, pero decimos que hay que endeudarse para la producción. En este caso nosotros defendemos el sector de la construcción y creemos que parte del endeudamiento tiene que ir a la construcción. Al margen de la puja política, creemos que está bien que alguien se endeude para construir una casa, pero nos parece que no está bien endeudarse para pagar la tarjeta de crédito. No aceptamos que el endeudamiento sea para pagar deuda contraída. El mejor mecanismo para el endeudamiento es el fideicomiso, donde se sienten en una misma mesa los ciudadanos, las cámaras y la parte política para definir lo que hay que hacer y que las obras estén ejecutadas a fin de año. Es lo mejor para que se aseguren los fondos.

Pero el Gobierno ha pedido plata para otra cosa.

Bueno, por eso, nosotros estamos tirando una idea y estamos hablando con los partidos, los medios y otras cámaras. Todas están de acuerdo con el fideicomiso. Y el Gobierno está de acuerdo. En el presupuesto provincial hay un fideicomiso para obras que se crea a partir de un porcentaje del impuesto de Ingresos Brutos. Eso lo vemos con buenos ojos y queremos ampliarlo.

¿No hay otra vía para hacer obra pública?

Siempre si sobra plata del presupuesto va a obras, pero si falta se la sacan a obras. Por eso la subejecución de obras. No se dejan de hacer obras por falta de gestión de los que están a cargo. Cuando no se hacen obras es porque no hay financiamiento. Todos los países y todas las provincias se endeudan.

Pero la oposición dice que este gobierno sólo consigue financiamiento caro…

Ese es otro tema. Hay un montón de endeudamiento blando. Mucho de ese endeudamiento lo viene tomando el gobierno. Yo no quiero hablar de montos, quiero empezar a hablar de fondos específicos.

¿Cuál es la preocupación de la cámara respecto de la obra pública?

Nosotros tenemos 17 mil empleados directos en la construcción y eso es lo más importante. Nosotros estamos viendo que esto puede afectar al sector y a las familias. Con los administrativos, capataces, ingenieros y arquitectos son 150 mil familias en total. Estamos preocupados y lo anticipamos, así como anticipamos en 2013 que si las paritarias pasaban del 22 por ciento, el exceso se lo iban a recortar a la obra pública. Hubo subejecución porque las paritarias se negociaron en más del 22 por ciento. Ahora decimos que tenemos miedo de que esto (la pérdida de puestos en la construcción) suceda.

¿En el corto plazo?

Totalmente. Hoy se caen el IPV y Procrear y tenemos toda esa gente en la calle. Estamos al límite. La mano de obra se recuperó en el último semestre con Procrear e IPV. Pero tenemos miedo de que no alcance. Nosotros necesitamos el “PP”: Público-privado.

¿Esto significa que los empresarios también plantean poner fondos en el fideicomiso de obra pública entonces?

Se puede hacer. Sí o sí hay que ir al PP. No hay otra forma de hacer rutas, canales, u obras de energía eléctrica. No tenemos tiempos para armar ahora el PP pero sí se puede hacer en el trascurso del año. No estamos inventando nada. En el gobierno de Cobos había fideicomisos individuales.

¿No tiene temor de que su idea sea utilizada para facilitar la obtención del endeudamiento que quiere el Gobierno?

¿Pero entonces qué hago? ¿No propongo nada? ¿No doy una idea? Si a nosotros se nos caen el IPV y parte del Procrear y hay subejecución de obra pública, nosotros tenemos la gente en la calle.

¿Y en el caso de su empresa, no está haciendo alguna obra vial? ¿No está haciendo el segundo tramo del metrotranvía?

El metrotranvía tampoco lo estamos haciendo. La adjudicación todavía no está, está preadjudicado. Supongo que está al iniciarse.

¿Pero por qué está trabado el segundo tramo?

Bueno…yo creo que va a empezar. Hay una villa y el gobernador quiere empezar con todo ordenado, no como en el primer tramo, que se empezó con gente en la vía. Se empezó en forma desordenada.

Justo coincide la demora del metrotranvía con la subejecución de obras…

No se a dónde quiere llegar con esa obra.

A lo que le digo. No es una especulación vacía. Otro ejemplo de obra preadjudicada que no arranca es el dique Los Blancos y eso pasa porque no hay plata.

No es un proyecto puntual, el tema es que el financiamiento de grandes proyectos necesita del PP. Es el modelo Chile: con cosas buenas o malas, las rutas se hacen. En la mesa del fideicomiso tiene que estar también el que pone el financiamiento. A los bancos les conviene prestar, pero quieren garantías: que la obra se haga y se pague. Vamos a seguir discutiendo 1000 millones en el presupuesto y eso no hace nada. Mendoza debería tener entre 2.500 y 3.000 millones de pesos por año de infraestructura. Con el presupuesto no lo vamos a lograr.

Si el financiamiento es para obras, ¿cómo se las arregla entonces Pérez para pagar las deudas?

Eso se lo tiene que preguntar a él.

Fuente: EL SOL ON LINE

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here