La sinfonía y la danza iluminaron el teatro griego Frank Romero Day

176 views 3 Comments
central22

Sinfonía Iluminada de Gloria fue el título escogido por Alejandro Grigor para esta nueva edición de la Fiesta Nacional de la Vendimia, especial, ya que se centró en dos grandes homenajes: el Bicentenario de la designación de José de San Martín como Gobernador Intendente de Cuyo y el Centenario del Monumento del Ejército de Los Andes montado en el Cerro de la Gloria.

Sobre esos dos ejes temáticos Grigor trabajó y logró su cometido con un espectáculo que, sin guión argumental, estuvo signado por una imponente puesta en escena a cargo de cerca de 900 artistas y una magistral orquesta interpretada, por primera vez en la historia vendimial, totalmente en vivo, que marcaron el ritmo de la obra.

Así, la música y la danza fueron el hilo conductor de toda la propuesta acompañadas por una voz narrativa, también en vivo, a cargo de Mónica Borré, que signaron los pasajes más relevantes tanto históricos como artísticos de Sinfonía Iluminada de Gloria.

La música, la gran protagonista

En Sinfonía Iluminada de Gloria no hubo protagonistas centrales, ni personajes relevantes, todo estuvo signado por cuadros que reflejaron el sentir de esta Mendoza vendimiadora, su gente, su historia y sus vivencias. Cuadros que fueron logrados no sólo por el gran desempeño de los artistas encargados de la apuesta, sino también por el impecable trabajo realizado por la orquesta musical que, dirigida por Paíto Figueroa, se robó el protagonismo de la noche.

Con una impecable sincronización los acordes fueron ejecutados a la perfección marcando así el ritmo de la historia. Sin dudas, la edición 78 de la Fiesta Nacional de la Vendimia será recordada por el gran logro alcanzado desde lo musical. Y es que por primera vez en la historia vendimial la música fue interpretada en su totalidad en vivo, un desafío perfectamente alcanzado por el profesionalismo de quienes asumieron esa función, 40 artistas mendocinos que demostraron que es posible hacer un buen trabajo apelando no sólo al profesionalismo sino también a su amor por esta tierra vendimiadora. Chacareras, zambas, cuecas, gato cuyano, chaya y tango fueron los ritmos que primaron en la gala, todos interpretados de un modo magistral logrando que el teatro Griego quedara completamente iluminado por esta Sinfonía.

La aplicación de nuevas tecnologías, que reflejaron el momento de la industrialización de la vid, sobre el imponente escenario que simbolizó uno de nuestros grandes estandartes como es la Cordillera de Los Andes también fue uno de los elementos que permitió que Sinfonía Iluminada de Gloria haya sido ovacionada por mendocinos y turistas.

Además de coloridas cajas lumínicas y pantallas de led, el escenario incluyó proyecciones de acuarelas originales pintadas especialmente para la ocasión por el artista plástico Israel Pérez Hugas, encargado de la escenografía, que le aportaron una originalidad diferente a los espectáculos de esta naturaleza, por la excelente definición lograda sobre las cajas lumínicas. El vestuario fue otro de los atractivos del espectáculo, se destacó por su colorido y originalidad, reflejado en las diferentes coreografías realizadas por los artistas. Y en esta edición también se apeló a la presencia de grandes muñecos maniobrados por los mismos actores, marionetas que aportaron recursos tecnológicos a la Fiesta pero que no se convirtieron en uno de los efectos más resonantes.

Homenaje y algo más

Sinfonía Iluminada de Gloria tenía una premisa clara y era homenajear al General José de San Martín y ese objetivo se logró con creces. El sentido tributo llegó sobre el final del espectáculo y, con la participación especial de Martín Neglia, en el rol de San Martín. El patriotismo y la presencia de este gran prócer nacional se adueñó del Frank Romero Day logrando que el público aplaudiera de pie el cuadro realizado por los artistas que reseñaron varios Himnos dedicados al gran General.

La Virgen de la Carrodilla también fue homenajeada, es nuestra patrona y a ella acudimos año a año para la protección de nuestros viñedos. Por ello su presencia en el escenario erizó la piel de los presentes, no sólo por el significado religioso de su imagen sino que su ingreso a escena fue acompañado por la interpretación, a capela, de la canción Virgen de la Carrodilla que logró la emoción de los presentes. Estos dos cuadros junto a la llegada de los Inmigrantes a nuestro país fueron los más logrados de la Fiesta.

Invitado de lujo

En esta edición, la Fiesta contó con la presencia estelar de un artista foráneo, pero no cualquier artista, sino uno de los bailarines más prestigiosos del país como es Hernán Piquín, lejos de lo que muchos imaginábamos su actuación en escena no sobresalió del resto de los artistas, hizo apariciones esporádicas en el Frank Romero Day que, si bien lograron la ovación del público, no deslumbró como muchos esperábamos. Su participación fue fugaz y sin un rol preponderante, aunque no por ello, debemos desacreditar lo que implica este gran artista a nivel nacional e internacional.

Alejandro Grigor logró su cometido, Sinfonía Iluminada de Gloria cautivó a los miles de espectadores apostados en el Teatro Griego. Fue una Fiesta diferente, ni mejor ni peor al resto, sólo diferente, en donde, sin dudas, la gran protagonista de la noche fue la Sinfonía.

 Fuente: El Sol On Line

 

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here