YPF apagó el incendio en Mendoza y aplica un plan de emergencia

101 views 1 Comment
ypf-estatal-1857559w300

 El incendio en la planta de tratamiento de crudo de Cerro Divisadero, que comenzó el viernes y fue controlado ayer por la noche , de acuerdo con la información que difundió YPF, le generó un trastorno operativo a la empresa y una pérdida económica en el corto plazo. Hasta el momento, sin embargo, no se prevé que ocasione problemas en el abastecimiento de combustibles al mercado interno ni obligue a la compañía a aumentar las importaciones de naftas y gasoil. En ese punto coincidieron dos fuentes conocedoras del negocio de refinación y venta de combustibles.

 Tras el inicio del incendio, la empresa armó un comité de crisis en el que participaron Jesús Grande, máxima autoridad de la compañía en exploración y producción de petróleo; Carlos Alfonsi, su par de refinación de combustibles, dos hombres que responden directamente a Galuccio, como principales referentes. A ellos se sumaron ejecutivos locales y autoridades de la gobernación.

Según fuentes al tanto de las discusiones en ese cónclave, el primer alivio fue que no hubo muertos. Luego, sólo quedaba evitar mayor cantidad de heridos (hubo 14) y proteger al máximo las instalaciones. El manual de los petroleros indica que cuando hay crudo en llamas, no hay que hacer ningún esfuerzo por salvarlo. Eso decidió el comité. Luego de la evaluación inicial, asumió como perdidas las principales instalaciones de la planta de tratamiento, pero protegió una estación de bombeo cercana.

Mientras los equipos especializados se enfocaron en controlar el fuego, una parte del comité se dedicó a elaborar un “oleoducto virtual” para evitar que el incendio se tradujera en problemas para el mercado de combustibles. Se trata de una logística a base de camiones que permite distribuir el crudo destinado a Divisadero en otras plantas de tratamiento. Una fuente directamente vinculada con ese procedimiento fue taxativo al explicar que no habrá problemas de suministro a la planta de Luján de Cuyo.

La compañía que dirige Miguel Galuccio informó ayer que “el operativo desplegado en forma conjunta con las autoridades nacionales y provinciales permitió controlar el incendio en la planta de tratamiento de crudo”. También informó que comenzaron “las tareas de mantenimiento para reanudar las operaciones de las instalaciones cercanas, que habían sido paralizadas preventivamente”.

La planta de tratamiento de crudo es el destino para la producción de hidrocarburos de los yacimientos que YPF tiene en las cercanías. Allí se acondiciona el producto que viene del subsuelo para derivarlo a la refinería, donde se elaboran naftas, gasoil y otros derivados. Según se desprende de la información de la empresa, en el momento del incidente dos tanques de despacho de crudo de la planta contenían 13.935 metros cúbicos de petróleo listos para ser enviados a la refinería de Luján de Cuyo. Esa cantidad equivale a 41% de la producción diaria de la empresa en todo el país, de acuerdo con su producción de diciembre.

En términos económicos, la pérdida ascendería a US$ 7,27 millones, si se toma un precio interno del petróleo de US$ 83, que estaba vigente en febrero para una variedad de crudo similar a la que YPF produce en Mendoza. La empresa sostuvo que “las instalaciones de YPF y la capacidad operativa de sus contratistas permiten establecer mecanismos alternativos de procesamiento para restablecer la producción de los pozos que son parados preventivamente al momento de un accidente”.

El calendario, además, parece haber estado del lado de la compañía. Según fuentes del sector, la destilería inició la semana pasada una parada de planta programada, por lo que no consumiría los niveles de petróleo habituales.

Fuente: LA NACION

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here