El Gobierno pedirá cobertura del 100% para niños y embarazadas durante el paro de Salud

60 views Leave a comment
notti1_2302990-240

Este martes, el Gobierno y los gremios duros de la Salud volverán a sentarse a negociar. No será por cuestiones salariales, sino por las condiciones de la atención para las 72 horas de paro que están pautadas para esta semana. El acuerdo, por ello, está lejos. Pero desde el Gobierno no dejan de dar señales a ATE y Ampros, como el acuerdo que alcanzaron este lunes y que alcanza a 9 mil empleados que integran el régimen 15 del área, acordado con un sindicato más amigable, ATSA.

Como la negociación se hizo cada vez más conflictiva entre ambas partes y los gremios fueron rechazando las diferentes ofertas salariales -ciertamente, las mismas que ofrecieron al Sute en la estrategia del Gobierno-, impulsaron una nueva huelga. Ante esto, el Gobierno quiere fijar por escrito cómo tiene que ser las guardias mínimas. El paro está pautado para el miércoles 9, jueves 10 y viernes 11 de abril y volverá a resentir la atención en los efectores públicos.

A diferencia de la anterior medida de fuerza, que se extendió por 48 horas, esta es la primera vez en lo que va del año que el Gobierno convoca a los sindicatos de la salud para fijar la atención mínima, puesto que la salud es considerado como un servicio esencial.

Esto también es campo de disputa entre el Ejecutivo y los gremios duros. Si este martes ambas partes no llegan a un acuerdo sobre cómo será la atención en hospitales y centros de salud, entonces tendrá que intervenir otra instancia, la Nación.

Para los gremios, la atención durante el paro será como en un día domingo o feriado. El año pasado, el Gobierno pidió la intervención a la Comisión de Garantías del Ministerio de Trabajo de la Nación para definir este punto. Si bien el dictamen de la comisión no es vinculante, también le ha servido al Gobierno para intentar retrasar la medida de fuerza o bien para minimizar su impacto.

En 2010, y a pedido del Gobierno de Mendoza, la comisión definió que los niños, las embarazadas, los ancianos y discapacitados debían ser atendidos sin restricciones durante el paro. Si bien el dictamen no es vinculante, Trabajo rápidamente sacó una resolución para darle más fuerza en la puja con los gremios. Así, buscaba restringir la medida de fuerza, lo que generó una nueva disputa con los gremios. En aquel momento, el entonces ministro Carlos Behler amenazó a Ampros con pedir que le quitaran la personería jurídica si no acataban con la resolución. La historia parece repetirse con el ahora ministro Matías Roby, que volcó la misma amenaza al gremio de los profesionales de la salud.

En este caso, Roby también pedirá lo mismo. Que los gremios cumplan con el 100 por ciento de los servicios para cubrir la atención de los grupos vulnerables ya mencionados.

Acuerdo con el régimen 15

En este marco, desde el ministerio de Salud dieron a conocer el acuerdo alcanzado también con el régimen 15. En una planta de personal de 13 mil empleados, el Gobierno buscó comunicar que unos 10.600 mil agentes públicos también habían acordado la misma pauta salarial que la arreglada con el Sute.

La estrategia seguida por el Gobierno en la negociación con los docentes y no docentes también fue paralela a las paritarias con los gremios de otros sectores del Estado. En ese tren, ATE y Ampros rechazaron las ofertas que los paritarios oficiales. Tras el acuerdo con el Sute -ratificado este lunes por el gremio de la educación-, la intención de Francisco Pérez es otorgar el 30,5 por ciento a Ampros y ATE.

ATSA, un sindicato cercano al oficialismo, ya alcanzó el acuerdo. Ahora, Salud hizo trascender que el régimen 15 de la planta de personal también logró este incremento salarial. El acuerdo fue suscripto por Juan Carlos Navarro, titular del gremio de los profesionales de la enfermería. Desde ATE minimizaron el acuerdo y señalaron que las bases han ratificado la huelga. “El conflicto sigue y es muy grande”, graficó Roberto Macho, secretario gremial de ATE Salud. 

En este régimen se encuentran empleados administrativos, técnicos, profesionales que no son de la salud -como contadores-, personal de mantenimiento y de apoyo y también enfermeros -aquellos que no son licenciados-. Se trata de un sector en el que ATE tiene mayoría -unos 8 mil afiliados- y ATSA una minoría -700, aproximadamente-. Para Macho, la estrategia oficial sigue la misma línea que la trazada por Daniel Scioli en Buenos Aires, que primero logró acuerdos con los gremios más chicos para luego trasladar ese modelo a los más combativos. 

Lo único que restaba finiquitar era que el aumento otorgado al sector de la educación pública era en un sólo pago, en tanto que para el régimen 15 era en dos cuotas. Ahora, el Gobierno buscaba equiparar ambos convenios.

Esto deja a ATE Salud y a Ampros en soledad gremial en las puertas de un nuevo paro y por tres días. Y se suma Judiciales, que conforma el arco combativo de los sindicatos estatales, que rechazó la propuesta ofoicial y ya decretó la huelga para el 10 de abril.

La última vía que prepara Francisco Pérez es otorgar el aumento por decreto. Pero fuentes del Gobierno señalaron que primero definirán cómo será la atención para estos tres días de paro y que luego volverán a enfocarse en lo salarial. En la perspectiva de los gremios, el aumento por fuera de la paritaria ya es casi un hecho.

 

Fuente: EL SOL ON LINE

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here