Alerta en San Pablo por la llegada de la marea de argentinos de cara al partido de octavos

133 views Leave a comment
sanpablo_3991029-240

Por: DyN

Los primeros argentinos, de una marea de miles que se esperan para el partido del martes ante Suiza, comenzaron a llegar a la enorme ciudad de San Pablo, en la que se han habilitado sectores especiales para contener a los hinchas albicelestes que a la hora del cotejo estarán más en la calle que en el estadio Arena Corinthians.

Por la tarde ya había más de una docena de motorhomes en el sambódro paulista y para antes del partido se esperaba un centenar.

En una reciente conferencia de prensa, el cónsul Agustín Molina Arambarri estimó que unos 70 mil argentinos podrían llegar a San Pablo. Otras fuentes consultadas por DyN hicieron números que dieron resultados menores, entre 40 mil y 50 mil, aunque el problema sigue siendo el mismo, que la mayoría estará en la calle pues creen que poco más de 10 mil o 15 mil tendrán entradas para entrar al Itaquerao, como bautizaron vulgarmente al estadio por estar erigido en el barrio de Itaquera.

Mientras por un lado los funcionarios políticos de ambos países, sea el cónsul argentino en San Pablo como el secretario de Relaciones Internacionaldes de la Alcaidía, Leonardo Barchini, rechazan que vaya a haber incidentes con barras o choques entre argentinos y brasileños, las autoridades locales tratan de separar a unos y otros.ð La policía militar hace lo suyo y sigue a los barras del Palmeiras, uno de los tres clubes más importantes de esta ciudad para ver si con ellos están los barras argentinos, casi cuarenta de cuyos miembros fueron deportados.

La llegada de los primeros argentinos en una casa rodante al sambódromo de Anhembi da muestras de que se intenta mantener aislados a los “vecinos”. Allí estaba previsto hacer un Fan Fest paralelo, pero finalmente solo fue habilitado para que los argentinos que no recurren a hoteles pernocten en ese playón, en tanto que también fue habilitado el autódromo de Interlagos, también alejado del centro.

Es que el sector del Fan Fest que está en el valle Anhangabau tiene capacidad para unos 25 mil personas y las autoridades policiales y políticas brasileñas temen que si hay miles de argentinos podría haber choques con los locales.

Todo pasa porque los paulistas compraron la mayoría de las entradas para este partido antes de que se sepa que Argentina y Suiza fueran los protagonistas. Encima en los últimos días hubo una cadena por redes sociales pidiendo ser “patriota” e ir al Itaquerao con la camiseta amarilla para mostrarles a los argentinos quién es el local.

Con el objetivo de tenerlos lejos de los escenarios (estadio y fan fest sobre todo), las autoridades locales entregarán a los argentinos un glosario con consejos para que no vayan al estadio si no tienen las entradas y que no hay pantallas cerca del estadio, para que no se acercen.

Así como ocurrió con el barrio de Savassi en Belo Horizonte, y con Caixa Baja, en Porto Alegre, los puntos de los bares y boliches, en San Pablo está Vila Madalena, que estará feurtemente custodiada.

Ante la gran cantidad de argentinos, no solo está determinado reforzar la custodia sino que para evitar aglomeraciones que podrían ser caldo de cultivo de choques entre brasileños y argentinos, el municipio local propuso que los visitantes vayan a otros puntos de la ciudad.

En Savassi hubo una madrugada con intercambio de golpes en tanto en Porto Alegre un argentino discutió con otro en la zona de bares y recibió un disparo en un muslo.

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here