Los comercios deberán tener un encargado de quejas

116 views Leave a comment
descarga

Una nueva normativa dispuesta por Defensa del Consumidor deben cumplir todos los comercios de la provincia desde el viernes pasado. Además de presentar el ya conocido Libro de Quejas, los negocios deberán tener una persona asignada para recibir los reclamos de los clientes.

Según se dio a conocer en la resolución 13 del Boletín Oficial, publicado el viernes de la semana pasada, todas las personas físicas y jurídicas deberán tener un encargado de la Atención de Quejas, Denuncias y Reclamos de Consumidores y Usuarios, en cada una de sus sucursales.

Esta persona es la responsable de la solución a las quejas de los clientes de los comercios, atendiendo los reclamos y poniendo a disposición el mencionado ejemplar, que también tiene nuevas regulaciones, según la resolución.

Los propietarios de los locales deberán actualizar los datos del nuevo encargado en Defensa del Consumidor, tales como el nombre completo, el domicilio laboral, el teléfono y una dirección de correo electrónico. Esta información también debe estar dispuesta en el “ingreso del local de venta y además en el Área de Atención al Cliente junto al Libro de Quejas”.

Con respecto a este último elemento, en la resolución se detallaron las características físicas que debe cumplir para estar en vigencia –ver apartado-. El titular de Defensa del Consumidor, Sergio Rocamora, será el responsable de rubricar el libro, previo pago del canon que fije la Ley Impositiva del momento.

El Libro de Quejas deberá ser renovado cuando se acaben sus hojas o una vez al año, lo que suceda primero. Además, los propietarios de los comercios deberán archivarlos durante cinco años desde el período en que pierden su vigencia.

El artículo 11 de la resolución determina que en caso que un reclamo avance a nivel judicial, el sólo hecho de que el consumidor haya asentado su denuncia en el Libro de Quejas constituirá una presunción iuris tantum, es decir, se tomará como veracidad que estuvo en el local y la situación tuvo lugar.

Incluso el ejemplar deberá estar disponible para cuando los inspectores lo soliciten para fotocopiarlo e incluso retirarlo del local como elemento probatorio de una deficiencia.

En caso que no se cumpla alguna de las disposiciones que menciona la resolución, en cuanto al Libro de Quejas y al encargado del local, se sancionará con una multa mínima de 7.000 pesos por cada incumplimiento que los fiscalizadores detecten.

Así debe ser el Libro de Quejas

El ejemplar debe ser un libro de actas que se consiguen en una librería, tapa dura color negro, tamaño oficio, con 100 hojas rayadas con márgenes y encuadernado con sistema cosido o pegado.

En la portada deberá tener un fondo blanco y el escrito “Libro de Quejas”, con fuente Times New Roman, en negrita, con un tamaño mínimo de 72, sin subrayado y en negrita.

Debajo, con fuente 48, indicará: “Defensa del Consumidor – Mendoza. Reclamos: 0800 222 6678” y con letra tamaño 14, los datos del comercio incluyendo el nombre del nuevo encargado de reclamos: razón social y/o nombre de fantasía, domicilio, localidad, departamento, CUIT o DNI, teléfono de reclamos, e-mail de reclamos y encargado de reclamos.

Fuente: EL SOL ON LINE.

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here